El museo imaginario de Jesús Pernalete Túa

Lorena Quintanilla Muñoz Fotos: Stiven Valecillos |

Mi museo imaginario se titula el libro recién presentado por Jesús Pernalete Túa. Este proyecto, perteneciente al artista plástico, se materializó gracias al incondicional apoyo de Andreina Suárez, presidenta de la Sociedad de Padres del Colegio Las Duentes, quien respaldó la iniciativa del creador larense.

-¿Cuál es el origen de la obra?

-A través de la labor que realizamos entre 2013 y 2015 mediante las fundaciones Paz Positiva y Esperanza Activa en las escuelas del norte de Barquisimeto, nos dimos cuenta que el acoso escolar o bullying es reiterativo hacia niñas que destacan por su inteligencia o buscan asumir un liderazgo. Se trata de un sector no atendido de la población infantil.

Comenzamos entonces a diseñar un proyecto para atender a esas niñas con altas capacidades intelectuales.

-¿Qué ocurre luego?

-A mediados de 2015 realicé algunas actividades con Andreina Suárez, quien está muy ligada al mundo del arte, le propuse generar un libro que, mediante su venta, financie el proyecto socioeducativo de esas niñas líderes que se encuentran en sectores populares.

-¿En qué consistió el plan?

-Luego de varias reflexiones y un contenido escrito vinculado a la educación y a las artes plásticas le propuse a Andreina la idea del libro Mi museo imaginario, un homenaje que tenía pendiente. La causa representaba un buen momento para conjugar la educación por el arte, sumado a la trayectoria de los artistas más relevantes de la región.

-¿Cuánto tiempo se llevó la elaboración del libro?

-Andreina asumió la coordinación y desarrollo del proyecto editorial. En tiempo record, seis meses, contactamos a los artistas para explicarles la idea y el objetivo artístico y social del libro. Esta iniciativa la apoyan la Fundación Paz Positiva y Fundación Bell, la cual tiene un proyecto de educación musical en la escuela Monseñor Romero de Fe y Alegría en El Trompillo, donde hicimos un trabajo de construcción de ciudadanía infantil.

-¿Qué opinaron los artistas?

-Nosotros buscamos los fondos. Los artistas aportaron obras y con la venta de esas piezas se hizo un capital semilla para financiar la impresión del libro. El libro estuvo listo en diciembre de 2015, a partir de ese momento, con la recaudación producto de la venta, pudimos financiar el uniforme escolar y útiles escolares de esas 36 niñas con altas capacidades intelectuales. El proyecto social se llama La flor de la esperanza.

-¿Cuál es el objetivo de ese proyecto?

-La idea es generar el financiamiento necesario para que estas niñas, durante el año escolar 2015-2016, puedan ser atendidas por sociólogos, psicólogos, abogados y otros especialistas que les enseñen a desarrollar contenidos, liderazgo creativo, valores humanos, expresión corporal, artes plásticas, danza, oratoria, ballet, teatro y contenidos lúdicos que las lleven a convertirse en lideres y puedan transformar las realidades de su entorno familiar, escolar y comunitario. Queremos que esas niñas sean promotoras de un cambio, con énfasis en la solidaridad, empatía, acertividad. Creemos en ese liderazgo infantil porque se trata de las madres y profesionales del futuro.

-¿Pudieran ser más niñas atendidas?

-Pretendemos que luego de que se cubran los costos de producción se genere un fondo que permita al programa educativo extenderse a 300 niñas, incluso a sus representantes, mediante charlas, foros, becas, jornadas socioeducativas, entre otros.

-¿Qué contenido tiene el libro?

-El libro documenta la vida y obra de 33 artistas activos en las artes plásticas a escala regional, nacional e internacional, nacidos en Lara o que han desarrollado su carrera en Lara.

También, le rendimos homenaje a cuatros artistas fallecidos que son Elio Naccarella, Omar Anzola, Leonardo Figueroa y Antonio Escorche. Son varios capítulos: grandes maestros, artistas de trayectoria, artistas en ascenso y el tributo. Todos los textos y las semblanzas de cada artista son de mi autoría, son de fácil lectura, es un libro bastante visual. La Fundación Bell apoyó la logística para la búsqueda iconográfica. Se imprimieron 1.100 ejemplares.

-¿Dónde se puede ubicar el libro?

-Por ahora se puede ubicar el libro en la librería El Clip del centro comercial Los Leones, en Materia Arte Contemporáneo y Galería Villalón.

-Además de apoyar un programa social, ¿por qué adquirir el libro?

-El libro es un patrimonio necesario desde el punto de vista cultural. Los artistas, de diversos estratos, generación, formación e influencia cuentan la historia de Lara a través de las artes plásticas. El libro es un compendio de lo que somos desde el punto de vista social, geográfico, artístico e imaginativo. No existe un libro con esas características. Es una visión sobre lo que tenemos hoy en día. Somos un estado muy ligado a la producción cultural. Es un libro que habla del futuro.

Se llama Mi museo imaginario porque toda persona y todo artista tiene un museo imaginario en su cabeza ya que admiramos a distintos artistas por su calidad como retratista o paisajista. Cada quien estructura su propio museo.

Protagonistas del libro

Armando Villalón, Ramón Chirinos, Alirio Bracamonte, Esteban Castillo, Edgar Sánchez, Carlos Medina y Ángel Hurtado, Virgilio Arrieta, Aguedo Parra, Roseliano García, Alirio Infante, Bernardo Nieves, Carlos Rivero, Cirilo Rodríguez, José Luis Aldana, María Elena Rojas, Néstor Bentáncourt y Antonio Montes de Oca, Amine Joseph Furiati, Al Vanegas, José Ignacio Alvarado, Víctor Azuaje, Marc Flallo, Marisabel Hernández, Manuel Brito y Víctor Urdaneta, María Fabiana Zapata, Héctor Urdaneta, Miguel Hernández, Carlos Vallenilla, Dayris Gómez, Rosa Canelón y Jesús Pernalete Túa.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios