Johan Ríos, mezcla de baile caribeño con sabor musical

Carlos Silva Giménez | Foto: Archivo |

Este joven nacido en Yoro Honduras, desde niño siempre soñó con poder llegar a ser cantante, incluso jugaba con un cepillo de peinarse y un palo de escoba a que era su micrófono, también durante su adolescencia fue fuertemente influenciado por géneros musicales con el hip hop.

Allí justamente comienza su camino hasta la música, el cual se vería marcado, con una valiosa oportunidad que se le presentaría a los 16 años, donde logró, con gran éxito llegar a ser bailarín de un famoso grupo llamado “Inmortal Boys”, donde tenía competencias constantes de bailes tales como break dancing en las calles de la capital hondureña.

A pesar de que este género musical hip hop era su pasión, el destino le tenía preparado algo bastante diferente para su carrera, sin que él mismo lo imaginara. Fue así como durante el año 2000, su madre le presentó a Carlos Figueroa y descubrió la música latina por primera vez, y pasó a convertirse en bailarín de Grupo Santana.

Recuerda con una mezcla de emociones la primera vez que le tocó estar frente a una gran cantidad de público. Afirma que sintió una emoción que según él no era de este mundo, entonces allí el baile latino se convirtió en imprescindible, anexándolo a muchas otras facetas que desarrolla con éxito.

Un día común, por coincidencia, Carlos Figueroa lo escuchó en camerinos cantando a capela y fue allí donde le preguntó: ¿Que si le gustaría ser cantante? De esa charla justamente se logró que Carlos, convenciera a Johan, para que integrara la banda musical. Esta relación perduró poco tiempo, ya que posteriormente por malentendidos Ríos decidió renunciar, algunos meses más tarde para dedicarse al cuidado de su pequeña hija.

Años después estando en un bar cantando karaoke, aparece de repente un reconocido hombre en el género de la industria musical llamado Alex Ellis “El Colocho”, quien estaba fascinado con los temas que presentaba Ríos y quería trabajar de inmediato con él. Luego de esto, Johan formó parte de su cover band llamada “Caribbean power pot”. Meses después sentía que algo faltaba y tomó la decisión de grabar su música y no volver a cantar con grupos locales.

Finalmente, comenzó su primera producción con un cover al estilo “bachata” con Erio Ariano Yansi, llamándola She’s like the wind, uno en salsa llamado Corazón en la maleta. Siguiendo el género salsa y escrita por él mismo nació Prometiste.

Aunado a esto, comenzó trabajó con César Ríos, a quien le comentó sobre la pasión que sentía por la música y por todo ese mundo. Luego de esto conjuntamente comenzaron a trabajar con Freymo y fue así donde su carrera artística tomó grandes niveles de popularidad, y reconocimiento. Ahora Johan produce sus nuevos temas, entre ellos No quiero que te vayas, con composición y arreglos musicales de Freymo Jurado. Expresó que para este próximo año 2018, sus intensiones son expandir por toda Latinoamérica sus letras.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios