Tyshawn Taylor ansioso por entrar en acción

Francisco Javier Vega | Daniel Arrieta |

El base armador estadounidense Tyshawn Taylor, exNBA con los Nets de Brooklyn y esperado refuerzo que ayudará a paliar la ausencia del lesionado capitán Heissler Guillent en Guaros de Lara, arribó a Barquisimeto la noche del sábado y presenció la última fecha de la Liga de las Américas FIBA, en la que su equipo cedió 75-73 ante el Uniceub BRB de Brasil en el Domo Bolivariano pero avanzó como primer clasificado del grupo D a la segunda fase del torneo.

En conversación con EL IMPULSO, el jugador de 25 años de edad y 1.91 metros de estatura mostró su entusiasmo por asumir este reto, tras un exitoso paso por el Baloncesto Superior Nacional (BSN) de Puerto Rico con Mayagüez (18.9 puntos, 5.0 asistencias, 1.7 robos y 3.5 rebotes en 20 juegos).

“Creo que aquí hay una gran atmósfera, los aficionados te aportan la energía para levantarte”, afirmó tras presenciar el último juego en la propia banca junto a sus nuevos compañeros. “Como espectador, al ser un juego tan cerrado, fue emocionante verlo, aunque habría preferido ser parte del mismo. Los dos equipos jugaron muy bien”.

Le queda muy buena impresión de la defensa de Guaros. “Mi equipo es muy bueno y hay excelentes jugadores. Mejoraron juego a juego en este torneo. Al final del último juego estábamos abajo por ocho o diez puntos y logramos pararlos cuatro veces seguidas en defensa y que se les acabase el reloj. Pudimos haber ganado gracias a esa defensa. Ahora debo practicar y trabajar duro para ayudar a que seamos mejores”.

Taylor considera que los crepusculares hicieron un gran esfuerzo pese a no tener un armador natural. “Quizás eso nos hizo algo de daño, pero quienes cumplieron con la función jugaron muy bien en este torneo y hasta ahora nos llevaron a una buena posición en la liga. Eso demuestra lo bueno que es este equipo y lo buenos que podríamos ser con las piezas correctas, así que estoy emocionado”.

Le desea una pronta recuperación a Heissler Guillent pero advierte que no espera convertirse en una nueva versión de su juego sino en algo distinto. “Vengo para ser yo mismo en la cancha y ayudar al equipo, a traer mi energía y lo que haga falta para que ganemos partidos jugando en equipo. Creo que soy un buen jugador como para ayudar a este grupo”.

Su debut podría producirse contra Marinos de Anzoátegui en Puerto La Cruz pero ya los tiene entre ceja y ceja. “Conozco a un par de los jugadores que enfrentaremos en la próxima serie.

Enfrenté a Corey Fisher y también jugué junto a Filiberto Rivera en Puerto Rico con Mayagüez, por lo que estoy familiarizado con su juego y estoy con ansias de empezar a jugar”.

Elogió a la afición presente en el Domo. “Si van a traer esta energía todo el tiempo va a ser muy difícil para nosotros no dar lo mejor cada vez que salgamos a jugar. Es maravilloso salir con este tipo de atmósfera y jugar ante estas cantidades de gente metida en el juego. Eso no se consigue en todos los equipos”

Comentarios

Comentarios