Foro Penal Venezolano: “Los presos políticos son torturados”

MAMG Foto: Archivo |

Se ha hecho sistemática la aplicación de tortura y tratos crueles e inhumanos a los presos políticos y sus familiares, por parte de funcionarios del Estado. Así lo afirmó el director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, quien aseguró que los casos de abusos que han salido a la luz pública, son sólo una pequeña parte de lo vivido por las víctimas, quienes se guardan detalles de las humillaciones sufridas.

“Ya se trata de un esquema sistemático estructurado desde el gobierno con la directa participación del juez, el fiscal y el carcelero, que acarrea crímenes de lesa humanidad (…) Muy poco o casi nada han contado los presos y sus familiares sobre los que les ha pasado. Y los que han contado algo, como Lilian Tintori, les puedo asegurar que han sido más bien muy reservados en cuanto a detalles”, manifestó.

Las declaraciones fueron dadas en ocasión de la experiencia denunciada por la esposa del dirigente político Leopoldo López, quien fue objeto de una invasiva requisa en la cárcel de Ramo Verde, cuando se disponía a practicar una visita regular.

De Tintori manifestó que es una de las “pocas personas que tienen un coraje tan grande como para aceptar que han sido gravemente humilladas”, sin embargo “tenemos testimonios privados de muchas personas que representamos que no se atreven a hacerlos públicos”, señaló el abogado. De acuerdo con Romero, hay casos que son emblemáticos, como los de Vasco Da Costa, Leonel Sánchez, Yeimi Varela, Yoselin Prato, Marcelo Crovato, Juan Carlos Nieto y Gerardo Carrero.

Por ejemplo, Yoselín Prato, quien fue detenida por 68 días en la Penitenciaría de Coro, por abucheos contra la Ministra de Tursimo y esposa de Diosdado Cabello, “fue torturada, vejada y sometida a tratos crueles e inhumanos, poco es lo que se sabe”.

Tortura reiterada

El estudiante Gerardo Carrero, quien fue declarado preso político por el Grupo de Trabajo de Detenciones Arbitrarias de la ONU, es otro de los casos más denunciados de tortura.

“Carrero fue guindado por 12 horas con esposas sujetadas a un tubo en el techo y golpeado brutalmente con tablas. En vez de ser trasladado a otro lugar y comenzar alguna investigación por este caso, la juez de la causa ordenó el traslado a una celda de castigo en confinamiento solitario conocida como La Tumba, en la sede del Sebin de Plaza Venezuela, que también era supervisada por el mismo torturador Carlos Calderón”, manifestó el defensor de derechos humanos.

Agregó que en La Tumba, Carrero fue nuevamente sometido a tortura blanca por 6 meses, sin tomar sol, con luz artificial prendida día y noche, sin acceso a sus abogados y sin noción de tiempo. “Hoy en día Gerardo sufre severos problemas de salud, incluyendo problemas estomacales, le han aparecido más de 30 abscesos en la piel, y se le han partido dientes que no han sido tratados, lo que le causa dolores constantes”, precisó Romero.

Finalmente, el director del Foro Penal resaltó la necesidad de seguir denunciando “mil veces” ante instancias nacionales e internacionales de derechos humanos a los responsables de lo que le sucede.

Comentarios

Comentarios