La presentación de Madonna estuvo a la altura del Super Bowl

Después de que los Patriots de Nueva Inglaterra se fueran al descanso con ventaja de 10-9 sobre los Giants de Nueva York, Madonna apareció sobre el escenario en carroza y vestida por Riccardo Tisci, de la casa Givenchy, para deleitar a los espectadores con algunos de sus éxitos como Vogue, Music, Ray of Light, Holiday y Express Yourself ante un público entregado.
Incidente inesperado
Poco antes del espectáculo Madonna confesó su nerviosismo no por la actuación en sí, sino por el montaje que requería cierta perfección. Sólo debía utilizar ocho minutos para instalar el escenario, 12 más para su participación, y otros siete para desmontarlo todo, y lo logró. Pero si alguien le robó cierto protagonismo a Madonna en el show fue la cantante británica M.I.A., que hizo un gesto obsceno durante su participación y no pudo ser censurado por la CBS, cadena que luego emitió sus disculpas. M.I.A. levantó el dedo corazón y lanzó una exclamación apenas audible cuando Madonna cantaba su nuevo sencillo Give Me All Your Luvin.
La imagen se hizo un poco borrosa cuando M.I.A. intentó hacerlo por segunda vez, y la cámara dejó de transmitir esa imagen.
Al margen de este inesperado incidente, Madonna fue aplaudida en cada una de las actuaciones en las que estuvo acompañada por bailarines del Cirque du Soleil (Circo del Sol). A su vez, los espectadores tuvieron la oportunidad de conocer su nuevo tema Give me all your loving, que fue aplaudido, y terminó su participación con uno de sus mayores éxitos de los 80, Like a prayer.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios