Latinoamérica confía en Sergio Pérez y Pastor Maldonado

El automovilismo latinoamericano contará en la nueva temporada de Fórmula 1 con dos brasileños (Felipe Massa, Bruno Senna) y dos jóvenes que debutaron en 2011 y que esperan consolidarse, el mexicano Sergio Pérez y el venezolano Pastor Maldonado.

El primer Gran Premio del año, en Australia este fin de semana, supondrá además la primera temporada desde 1992 en la que no esté el veterano brasileño Rubens Barrichello, que no fue renovado a sus 39 años por Williams, con el que quedó decimoséptimo en 2011.

De los cuatro participantes que sí corren en este 2012, Massa parece la principal aspiración a un buen puesto en la general al formar parte de una de las principales escuderías, la italiana Ferrari, pero este año parece estar llamado a ser muy importante para Pérez y Maldonado, dos apuestas de futuro.

‘Checo’ Pérez, de 22 años, se estrenó la pasada campaña en la Fórmula 1, devolviendo a su país a la competición tres décadas después de la participación de Héctor Alonso Rebaque, e hizo un papel más que digno con su Sauber, finalizando en el decimosexto lugar y puntuando en cinco carreras.

Este año, el piloto mexicano volverá a estar acompañado como piloto titular por el japonés Kamui Kobayashi, y la experiencia ganada en 2011, sumada a las mejoras que la escudería ha incluido en su monoplaza, suponen un aval a sus aspiraciones.

En los ensayos de pretemporada llegó incluso a conseguir el mejor crono en la sesión matinal del sábado 2, dando muestras de que se siente cómodo con el nuevo coche.

“Estoy ansioso por competir de nuevo. Mis sensaciones de cara a esta temporada son muy diferentes a las del año pasado, cuando todo era completamente nuevo para mí”, comentó el viernes al hablar de sus expectativas.

También está ilusionado con el nuevo año el venezolano Pastor Maldonado, campeón de GP2 en 2010 y que también se estrenó en la élite en 2011, en su caso con un Williams y con un 19º puesto en la general final, puntuando sólo una vez, con un décimo puesto en Spa-Francorchamps (Bélgica).

Su compañero de equipo ha cambiado este año, pero no de nacionalidad: el brasileño Barrichello ha dejado su hueco a su compatriota Bruno Senna, sobrino del mítico Ayrton.

Maldonado, de 27 años, ha sido una de las sorpresas de los entrenamientos de pretemporada, especialmente en la segunda tanda de ensayos, en el circuito español de Montmeló, donde incluso fue el más rápido en uno de los días, una posición a la que no estaba acostumbrado el año pasado.

“Estoy feliz por correr de nuevo con Williams, tengo fe en el nuevo coche, el FW34 con motor Renault, y por lo tanto tengo grandes esperanzas en las carreras que tenemos por delante”, señaló.

Por su parte, Brasil contará este año con dos participantes, Massa y Senna.

El primero de ellos, con Ferrari, intentará volver a parecerse al piloto que quedó subcampeón en 2008, y no al que ha decepcionado en los últimos años, desde su grave accidente en Budapest en 2009, que marcó un declive tras el cual sólo ha sido sexto en la clasificación final de 2010 y 2011.

A pesar de ello, el piloto de Sao Paulo confía en el nuevo F2012 y en dar un salto cualitativo esta temporada, luchando por quedar en el podio.

Bruno Senna, con Williams, tiene aspiraciones más modestas, en su tercer año en la Fórmula 1, tras quedar 23º en 2010 con Hispania (actual HRT) y 18º en 2011 con Lotus-Renault, con el que disputó las nueve carreras finales.

También habrá este año otro latinoamericano en un puesto relevante en la Fórmula 1, el mexicano Esteban Gutiérrez, que repetirá como piloto de pruebas de Sauber, el equipo de Pérez.

La única carrera que la región acogerá será el Gran Premio de Brasil, en Sao Paulo, el 25 de noviembre como cierre de la temporada.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios