Según representantes: Servían comida descompuesta a niños en escuela bolivariana

Desde hace días algunos de los niños que estudian en la escuela bolivariana y Simoncito Francisco de Miranda, en el sector El Frío, en Duaca, venían diciendo a sus madres que los alimentos que les servían en el comedor de la institución “sabían muy maluco”.
Incluso, más de una de esas inocentes criaturas debió recibir tratamiento médico por presentar problemas estomacales, como lo afirmaron sus representantes.
Este lunes, cuando algunas de las madres acudieron a la escuela, pidieron ingresar a la cocina y lo que vieron les impactó negativamente de tal manera que decidieron tomarla y no permitir que los más de 200 alumnos asistieran a clases por el riesgo que para ellos representaba la comida que, supuestamente, les iban a servir, o al menos que observaron en las ollas.
“Eso da asco”, dijo Mildred Martínez, una de las madres.
Explicó que “pudimos ver ollas con gusanos, arroz con moho, heces de ratones, una sopa fermentada y un fuerte olor a orina de ratas”.
Enfatizó que todo en el comedor daba muy mal aspecto, como si nunca le hicieran la correspondiente limpieza.
“Esa comida está vencida desde el viernes y no sabemos las razones por las cuales las madres procesadoras no la botaron ese día; ¿será que se la iban a dar hoy a los niños?, indicó.
“Mi hijo se me ha enfermado dos veces con una bacteria que pudo haber adquirido con esa comida”, manifestó Miriam Díaz, representante.
Señaló que aún su hijo sigue con el problema, de allí que exigió mayor control sanitario de los alimentos que en la escuela le dan a los niños.
Rómulo Rivero, por su parte, dijo creer que las madres procesadoras no reciben los elementos necesarios para mantener la cocina y comedor en buenas condiciones higiénicas.
A raíz de la protesta, al lugar se presentaron funcionarios de la Zona Educativa y de Sanidad, quienes pudieron constatar la veracidad de la denuncia.
Sin embargo, una de ellas, amenazante, ordenó no abrir el comedor a los periodistas para que no se percataran personalmente del estado insalubre del comedor de la institución.
Pero un representante tomó gráficas en las que se evidencia la gravedad del problema.
Durante la mañana se llevó a cabo una reunión en el Simoncito y al final de la misma se ordenó un operativo intensivo de limpieza del área donde se preparan los alimentos, además de eliminar los insumos en mal estado y tomar otras medidas sanitarias.

Fotos: Luis Salazar

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios