No somos indios ni vivimos en grupos tribales

Somos una República moderna con un régimen democrático.

En el país existe actualmente una grave situación de incertidumbre, casi zozobra, por el estado de salud del presidente Chávez y de manera muy responsable y cívica deseo hacer llegar mi palabra de tranquilidad y paz a todos los venezolanos.

Ante todo deseo y todos debemos desear y trabajar porque así sea, que el país marche en paz y libertad, como ciudadanos civilizados. Por favor: olvidémonos de caos alguno. No. Primeramente, los venezolanos deseamos la recuperación del Comandante Presidente y que compita pleno de salud en las próximas elecciones. Y de presentarse lo peor, calma, mucha calma “calma y cordura”, como pidió el General López Contreras a la muerte del General Gómez.

El país tomará el rumbo institucional de una república civilizada y las autoridades actuarán de acuerdo a nuestra Constitución y las leyes del país. 

Absolutamente todos los venezolanos chavistas o no chavistas, oficialistas u opositores, debemos tener la fortaleza política e institucional para que decididamente el país continúe su vida en paz y armonía.
A todos nuestros hermanos venezolanos militares y civiles, no podemos generar, ni siquiera pensar en escenarios de violencia. Nuestra guía, la brújula, el POV, el plan de vuelo, la carta de navegación, el manual de procedimientos, es la Constitución Nacional. Allí se nos indica que ha de suceder ante cualquier situación; además la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es una organización eminentemente profesional al servicio de la República y no al servicio de ninguna persona o parcialidad política alguna.
Todos, Todos, a cumplir como ciudadanos civilizados la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, pues esa será y debe ser la hoja de ruta a seguir por la paz y la unión de todos los venezolanos.

Para los militares, está muy claro que hacer: Cumplir y hacer cumplir la Constitución. Recordemos a nuestro Libertador Simón Bolívar: “Maldito el soldado que empuñe las armas contra su pueblo ”
Igualmente los civiles: Seguir nuestra ruta constitucional y democrática hacia las elecciones del 7 de octubre con el candidato de lujo que hemos seleccionado como próximo Presidente del país. Todos en paz y armonía como verdaderos hermanos, queremos lo mejor para esta gran nación venezolana.
El 7 de octubre es decisivo, pues decidiremos seguir esta llamada revolución o cambiamos de rumbo hacia un mejor país.

Recordemos que todo está escrito, no tenemos nada que inventar, de sucederse lo peor, el país y sus instituciones actuarán de acuerdo a la ley. Se encarga el vicepresidente y el país seguirá su camino constitucional hacia las elecciones del 7 de octubre y el chavismo decidirá su candidato. “Calma y cordura”, viviremos en paz. Los políticos tenderán sus puentes de entendimiento y acuerdos necesarios para la paz de la república.

Los militares deben mantenerse alejados de toda controversia política, pues no son árbitros sino guardianes y defensores de la República. Viviremos y ganaremos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios