Yuyita de Chiossone en el Desayuno-Foro: “La educación es el arma del desarrollo”

Su alegría impregna el ambiente y contagia a quien la rodea de esa energía particular que la caracteriza
Las verdades de Yuyita… Ese podría ser el nombre de una novela, de un libro o incluso de la entrevista que usted comienza a leer.
Sin embargo, más que una tremendura periodística se trata de una afirmación que busca descubrir la personalidad de una mujer, a quien el pueblo barquisimetano conoce, respeta y quiere por el trabajo que ha hecho desde los diferentes ámbitos en los cuales se ha desenvuelto.
Puntual llegó a la cita del Desayuno Foro al diario EL IMPULSO, y entre risas y anécdotas poco a poco Yuyita de Chiossone se fue descubriendo.
Sencilla y amable, intenta capturar aquellos tiempos que vivió en el recuerdo intacto de una memoria impecable, la cual despierta en las más hermosas de las añoranzas.

La música como guía…
Es desinhibida y los complejos nunca llegaron a su vida ni por sorpresa ni por casualidad, por eso comienza diciendo: “Yo nací el 29 de mayo de 1943. Tengo 69 años”.
Y luego de tal afirmación sí comienza el recorrido por su vida. “La vivencia de mi niñez fue en la casa de mi abuela, donde se guardan todas las tradiciones y las costumbres. Crecí allí y por eso guardo todas las historias, las del siglo XIX que me contaba mi abuela y las del XX y XXI en los cuales me tocó vivir”.
“Estudié en San José de Tarbes y por ello me considero tarbesiana, además fue un familiar quien trajo esta educación a Venezuela, más concretamente a El Paraíso, Caracas. Me fui a Estados Unidos, ya tenía entre 9 y 10 años. Cuando regresamos estudio en el colegio Nuestra Señora de Guadalupe con las hermanas franciscanas”, recordó Yuyita de Chiossone.
Su abuela, Francisca Figueroa de Carmona (mamá Pancha), esposa del fundador del diario EL IMPULSO, don Federico Carmona, tocaba guitarra y también cantaba. Allí estaba el piano y en mi casa les gustaba recibir a los invitados con música. Fue alumna del maestro Juan Bautista Plaza. Y para el final de mi carrera como pianista, cuando tenía 17 años, tenía que presentarme ante Vicente Emilio Sojo”, comenta sobre los inicios en la música.
A los 8 años fue su primer concierto como solista y desde ese mismo momento comprendió que la música sería la mejor aliada en su vida.
Cuatro años después una desgracia marcaría su vida. La muerte de su madre en un accidente aéreo aún la recuerda como uno de los episodios más tristes de su historia.
“Ella venía de Estados Unidos. Estalló un conflicto en 1956 con las embarcaciones y no se pudo venir de esa forma; le tenía pánico a los aviones. Llegando a Caracas había mal tiempo, el piloto no era venezolano y el gobierno de Pérez Jiménez no había dotado de radares el aeropuerto. El piloto decidió dar una vuelta y cuando se regresó por el mal tiempo no se percató y chocó contra El Ávila. Yo estaba a las 2:00 de la tarde en el colegio, nadie me iba a buscar, finalmente fueron a buscar a una compañera y me recogieron. Recuerdo que yo les decía lo feliz que estaba porque venía mi mamá. Se veían y callaban. Luego supe lo que significaban esas miradas”, dijo.

El amor llega a su vida
Vivió rodeada de cariño. Las madres sustitutas se encargaron de apaciguar la tristeza que guardaba en su corazón y que sonriera pese a las adversidades. De eso también aprendió.
“Venía mucho de vacaciones a Barquisimeto y en casa de Octavia Octavia escuché el comentario de que había una fiesta en casa de Pablito. Nos conocimos allí y a los dos meses me estaba visitando en Caracas. Todos los sábados iba a verme; salíamos al teatro, al cine. Él se acababa de graduar de abogado. Estudió en la Universidad de Los Andes (ULA) en Mérida”, comentó.
Se casaron e inmediatamente se vino a vivir en Barquisimeto, en la carrera 17 con calle 24. Allí estaba su suegra, la señora Zobeyda quien pronto también sería un apoyo para Yuyita de Chiossone.
“Cuando llegué, Napoleón Sánchez Duque me buscó porque en ese momento no había profesores diplomados de música. Daba clases de piano en la Escuela de Música que me quedaba cerquita. Allí empecé mi carrera de concertista. Me jubilé en 1988 y tengo la satisfacción de haber logrado que se hiciera el Conservatorio de Música”, explicó Yuyita de Chiossone.
“Se presentó la oportunidad como secretaria de gobierno de Mariano Navarro y los vecinos aceptaron la construcción de este centro educativo, del cual han salido músico talentosos”, acotó.

Incursiones políticas
La política la define como un hobbie y recuerda que en su casa se recibía a Rómulo Gallegos, Rómulo Betancourt e incluso a Andrés Eloy Blanco “quien le escribió un poema a mi mamá”.
“Para la casa iban puros adecos. Había una relación interesante ya que eran personas formadas intelectualmente”, indicó.
“Recuerdo que estaban con la campaña de Leoni y el Consejo Legislativo quedaba en la parte de abajo del Edificio Nacional. Cuando habían reuniones políticas le pedían a mi suegra permiso para hacerlas en casa. Iba Miguel Romero, Dori Parra de Orellana y en una oportunidad le dijeron a Pablo para que se inscribiera en AD, pero no aceptó por respeto al cargo de juez de Instancia. Y doña Dori dijo: entonces que se inscriba Yuyita”.
Luego fue directora de Cultura en el primer gobierno de Carlos Andrés Pérez. Y en el de Jaime Lusinchi aceptó ser la directora de Educación, logrando saldar todas las deudas con los docentes.
Desde ese momento la política la ha llamado, pero siempre al servicio del otro. Explica que la misión de los políticos en Venezuela se ha perdido. Pide a Dios que la nueva generación de políticos trabaje por el país, “la educación es arma del desarrollo”.

Sus pasiones
Como encargada de Cultura y de la mano de Juan Arcadio Rodríguez fue una de las fundadoras del cineclubismo, iban de barrio en barrio proyectando filmes. Es cinéfila.
Desde 1984 está en Bandesir y ha ayudado a más de 4 mil personas que han necesitado de este servicio.
Su casa es el hogar de más de 20 perros. En una oportunidad llegó a tener 48, que son como hijos de una mujer de corazón noble.

Twitter foro
La licenciada Yuyita Chiossone respondió a las preguntas que nuestros usuarios enviaron a través de la cuenta twitter @elimpulsocom, esto contestó:
@gonzaloteppa ¿Crees que nuestra lamentable cultura machista aún sigue tratando de hacer presencia?
R: Sí, a pesar de que hemos mejorado muchísimo pero es una característica del hombre latino en general. Me alegra ver cada vez mas papás cambiando pañales y cuidado a sus hijos y van al colegio a buscar sus boletas, pero aún se ve demasiada cultura machista y altos índices de maltrato a la mujer
@thatyperez ¿De qué forma apoyaría la formación de jóvenes en su formación musical?
R: Les insto a que vayan al Conservatorio de Música, aunque lamentablemente es insuficiente el espacio y claro, como no se terminó la sede. También debo decir que no hay el apoyo suficiente con recursos para tener instructores suficientes.
@alfredokbza ¿Es cierto que apoyas candidaturas fuera de la MUD?
R: Mi candidato es Capriles y es la Unidad absoluta. Hay una plancha para fijar la legislatura donde personas que no fueron tomadas en cuenta de gremios y la juventud están participando para representar una tercera opción al Consejo Legislativo, pero por ahora estamos concentrados en las elecciones presidenciales
MCC

Fotos: Billy Castro

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios