Marielba de Falcón en EL IMPULSO: “Sabía que mi vida iba a cambiar”

Con voz suave pero firme, Marielba Díaz Flores de Falcón comenzó a responder las preguntas, a veces directas y otras incluso indiscretas, del familiar Desayuno-Foro que forma parte de las páginas del Diario EL IMPULSO, en cuya sede fue recibida por Juan Manuel Carmona, director del rotativo; José Ángel Ocanto, jefe de redacción; junto a los periodistas del centenario.

Marielba Díaz Flores sin planearlo es figura pública del estado Lara desde hace 12 años, como esposa del actual gobernador Henri Falcón Fuentes, y por esta misión de vida, como ella le llama, ha aprendido a valorar aún más lo que tiene, su principal y más preciado bien: la familia.

Es la mayor de tres hijos: Marielba, Adriana y Gustavo. Nació en Valencia, pero su origen es del pueblo Salom, ubicado en el estado Yaracuy, cerca de Nirgua.

“Como vivíamos en un pueblo mi mamá tuvo que ir al Hospital de Valencia para tenerme, fue algo circunstancial, porque soy yaracuyana”, certificó.

Con una madre maestra normalista, un padre comerciante y una abuela materna que influyó de manera determinante en la crianza propia y de sus hermanos, Marielba tuvo una infancia feliz, tranquila e inocente, como podría decirse de la vida en casi cualquier pueblo.

“Fue una niñez sana, de pueblo, en donde te despertaba el cantar de los gallos, recibías el Niño Jesús al lado de la cama y existían pocos televisores en las casas. Recuerdo que teníamos uno, y varios niños del pueblo se asomaban por la ventana para poder verlo, era como una especie de cine. Es algo que nunca olvido”, rememoró la actual Primera Dama del estado Lara.

Se mudaron a Nirgua cuando debía comenzar sus estudios de cuarto grado de primaria, al momento que sus padres pudieron tener su casa propia a través de un crédito del Ipasme.

“Mi abuela ahora tiene 89 años, en aquella época lavaba ropa y pilaba maíz. Su carácter estricto y su énfasis en la enseñanza de valores están muy arraigados en nosotros. Aunque sea una frase hecha: no hay arepas como las de mi abuela, ni sopa como la de mi mamá”, afirmó entre risas, mientras recalcó que añora esa época de paz y tranquilidad.

Diploma de Mejor Estudiante

Entre Marielba y Adriana sólo se llevan un año de diferencia.

“Somos casi gemelas, muchas veces nos confunden”, contó con una sonrisa.

Al preguntarle sobre cómo eran sus calificaciones escolares no le quedó otra opción que decir la verdad:
“Adriana y yo recibíamos los diplomas de mejores estudiantes en cada una de nuestras secciones. Mi mamá como era docente nos los entregaba y sentía un gran orgullo por eso. Todavía los conservamos”.

Sin embargo quiso alabar a su hermana, porque recalcó que Adriana era mejor, lo que a Marielba le tomaba dos horas aprender a ella sólo 10 minutos, y en matemáticas siempre su hermana menor le explicaba, de allí su vocación por la ingeniería.

“Antes por el promedio entrabas de inmediato a la universidad, yo terminé en julio el bachillerato y en septiembre comencé a estudiar Medicina en la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA)”, relató.

Sin embargo, en el tercer semestre cuando comenzaban las prácticas con cadáveres y partes de cuerpos humanos, entendió que esa no era su vocación.

“Mi mamá me dijo que fuese con un psicólogo para hacerme una prueba vocacional, y de allí me dijo que mi inclinación era la parte social”, explicó Marielba.

…Y conoció a Henri

En una fiesta de cumpleaños de su hermana fue cuando vio por primera vez a Henri Falcón Fuentes.

“Como en toda fiesta de pueblo no estaba invitado, pero llegó con sus primos y amigos. No me cayó bien”, recordó entre risas.

Se hicieron amigos y cuando ella le comentó que había dejado la carrera de Medicina, Falcón le insistió que estudiara en Caracas.

“Eso fue un sábado, yo le dije que no tenía el dinero para pagar una institución privada. El lunes siguiente me llamó para decirme que ya estaba inscrita y tenía una entrevista para el crédito que ofrecían de parte de la Gran Mariscal de Ayacucho”, rememoró Marielba.

De allí se graduó de Publicidad y Mercadeo, hizo pasantías en una agencia de publicidad en Chacao y allí mismo comenzó a trabajar.

“Hice una tesis en PepsiCola, y cuando nos vinimos a Barquisimeto me contrataron en esa empresa, donde trabajé por 4 años. Fui la primera mujer supervisora de ventas de Venezuela, trabajaba a cargo de 43 hombres”, contó Díaz.

En la actualidad estudia licenciatura en Gerencia, como parte del cumplimiento de sus metas personales y profesionales.

Misión de vida

Aunque su carrera en publicidad, ventas y mercadeo es su pasión, de forma forzosa tuvo que abandonarla y seguir “su misión de vida”, como le dijo su mamá que lo tomara.

“Estaba consciente de que mi vida iba a cambiar”, aseveró.

Por razones políticas, en la empresa donde trabaja en la época cuando Henri Falcón resultó ganador en la Alcaldía de Iribarren, le pidieron que renunciara, porque no estaban de acuerdo con esta postura política.

“Lloré mucho, porque era lo que quería. Pero luego tomé las riendas, y junto al gobernador creamos la Fundación Municipal del Niño, que era la única en el país. Fue pionera y después otros municipios siguieron este ejemplo”, mencionó.

Díaz dijo que siempre ha sentido la necesidad de producir, y quisiera tener su propio negocio o empresa.
“Me encanta sumar, aportar, eso me llena”, resaltó.

Dijo que en la anterior campaña política por la gobernación del estado Lara fue la primera vez que participó de lleno, porque consideraba una “injusticia” que Falcón perdiera después de su labor por la región.

Como le dijo Juan Manuel Carmona, su profesión también le sirvió para proyectar el trabajo de su esposo, como también el de la Fundación Dejando Huellas, que ahora preside.

Apolítica

Marielba Díaz recalca que es apolítica, sin embargo, ha tenido que estar en la palestra por añadidura, aunque confiesa que Falcón no había sentido conexión con la política hasta el momento que sucedió el golpe del 4 de febrero.

“Él estuvo en el mismo salón de clases que Chávez, cuando Henri estuvo en la milicia. Y al verlo en la televisión se interesó, incluso lo fue a visitar en la cárcel”, recordó.

Mencionó que tanto Falcón como ella consideraron que la opción de cambio era necesaria para el país y por eso apoyaron dicho proyecto político.

“Con el tiempo yo tuve mis propios criterios, me sentía defraudada porque creímos en ese cambio. Cuando el gobernador publicó aquella famosa carta, donde se desligaba del gobierno nacional confieso que me alegré”, dijo.

A los jóvenes les recordó que tienen una gran responsabilidad con el país, y les pidió que tuvieran criterio propio.
“No podemos dejar que los poderes sigan siendo complacientes con una tendencia. Debemos revertir la realidad que vive el país”, concluyó.

Su familia

Hace 26 años se casó con Henri Falcón, luego de 10 meses de noviazgo.

“Me dijo que nos teníamos que casar para poder solicitar un crédito y comprar el apartamento”, dijo riéndose.
Tuvieron sus primeros tres hijos seguidos, cada uno se lleva sólo un año de diferencia: Danihe (25 años), Carlos (24 años), María Daniela (23 años), y Henri José Gregorio (9 años).

Su hijo mayor ya es padre, por lo cual Marielba ya es abuela.

Ninguno trabaja con su papá, y los tres mayores son profesionales universitarios.

“Un profesor me preguntó una vez que si era la misma barriga o era otra”, señaló al recordar que pasó tres años embarazada.

Mencionó que tanto el hijo mayor como el más pequeño son quienes tienen más parecido a su papá.
“A Henri José no le gusta pasar desapercibido, conoce y saluda a todo el mundo”, dijo.

Twitter foro

La Primera Dama del estado Lara contestó también a las interrogantes que nuestros usuarios de @elimpulsocom hicieron llegar a través de la red social twitter:

@Pepesanchez_43 ¿Cómo apoyará a Henri Falcón ahora que es Jefe de Campaña de la candidatura de Henrique Capriles para las elecciones presidenciales del 14-A?
R: Como siempre lo he apoyado, desde el punto de vista familiar, tenemos cuatros hijos y dos nietos, los espacios que Henri deja por su rol de Gobernador yo trato de suplirlos en la familia, entonces soy padre y madre, aunque él siempre está pendiente de llamarlos y no deja de comunicarse y estar pendiente.

Esta vez, antes de irse a Caracas nos reunió y nos contó sobre esta nueva responsabilidad que debió asumir y mi labor de madre protectora es para que él se desconecte y pueda hacer esta campaña tan ardua por el país.

@lavivalidadsoy ¿Qué ha sido lo más difícil de ser Primera Dama?

R: Perder la privacidad y esa vida tranquila que tenía. Ahora solo trato de que esas cosas no me perturben. En momentos críticos hemos vivido situaciones tensas, hemos sido señalados y explicarle eso a mis hijos no ha sido fácil.

@hralex ¿Qué valores trata de inculcarles a sus hijos y qué busca preservar en su familia?
R: El respeto, les digo que indistintamente del rol de su papá se debe respetar a todos los seres humanos, también la equidad, que es un valor y una virtud que el ser humano debe llevar consigo siempre. Por otro lado, busco preservar la autenticidad, ser realmente auténticos, conservar los amigos de siempre, cultivar la amistad valorando la gente por lo que es.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios