Antonio Pérez Esclarín: Una vida dedicada a la formación académica

Español de nacimiento y venezolano de corazón, docente y escritor empedernido de acontecimientos que han formado parte del entorno social del ser humano. Con carisma, empeño y sabiduría alimenta sus conferencias dirigidas a todo aquel que piensa en el fortalecimiento de la convivencia y el respeto hacia los semejantes.

Pérez Esclarín es coordinador nacional de la formación de educadores en la organización Fe y Alegría, su labor se realiza mediante conferencias participativas en cada una de las comunidades e institutos del país. Además, es escritor de 50 ejemplares y redacta columnas de opinión sobre educación e interés general en siete rotativos.

La cancha techada del complejo deportivo de la Instituto Universitario Jesús Obrero, docentes y alumnos pudieron disfrutar de una amena conferencia que recorría los aspectos vida que unifican al venezolano, en el proscenio del escenario acomodado para la ocasión, Pérez Esclarín dictaba su conferencia titulada: Cómo Amar a mi País.

Mientras desenvolvía su ponencia, desprendía frases que cautivaban los oídos de un acucioso público, tales como: “amar es querer el bien del otro”, “la educación debe promover la unión” y “el principal regalo que te puede ofrecer la vida es un buen maestro”.

Posterior a su nutrida conferencia, el equipo de ésta casa editorial procedió a entrevistarlo con el propósito de conocer más sobre su obra y la analogía situacional del país.

¿De qué se trata la conferencia Cómo Amar a mi País?
Amar al país no es un sentimiento romántico ni de idealización y si no es combatir para que todos podamos vivir dignamente, la patria no es necesariamente la bandera, el himno o el desfile militar, la patria somos la gente que es la razón de nuestra nación. Nuestro amor al país se debe expresar en hacerle frente a temas como la desigualdad, las ofensas, el maltrato, la exclusión y la violencia que ha ocasionado tantas muertes en Venezuela.

¿Qué necesita Venezuela para ser un país ejemplar?

Lo divido en 3 retos, el primero es el de la convivencia, reencuentro y respeto, tenemos que entender la ciudadanía como un poema de la diversidad en busca del equilibrio equitativo de la ley con poderes autónomos e independientes. El segundo reto es de la productividad. En Venezuela seguiremos siendo un rico país pobre si seguimos dependiendo de la renta petrolera, no se trata de repartir ese dinero entre todos, sino de generar empleos para que todos los venezolanos tengan una buena vida. El tercer y último gran reto es el de la violencia. Nos estamos convirtiendo en el país más violento del mundo.

¿Cómo es el comportamiento del venezolano en la actualidad?
Es un ser humilde, tenaz y luchador, pero lamentablemente algunos no viven, sino que son vividos por los demás pensando en el que dirán. En definitiva he descubierto que la familia es la escuela más importante que podemos tener.

¿La importancia de la educación en la sociedad?

La formación debe estar basada en la educación y no en la instrucción, actualmente se alfabetiza de manera emocional y tecnológica, obviando la parte sentimental, por ello yo expongo el amor a la nación porque desde ese punto comienza todo. Mi sueño es que junto al título profesional reciban el reconocimiento como persona ejemplar.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios