El Barsa de Martino empieza con goleada por 7-0

El Barcelona apenas necesitó 45 minutos para finiquitar el domingo al visitante Levante y anunciar con una goleada de escándalo, 7-0, que va por todo en la temporada de estreno del argentino Gerardo “Tata” Martino al timón.

El vigente campeón de la liga española empezó el campeonato a todo gas y el chileno Alexis Sánchez abrió a los tres minutos una cuenta que no paró de crecer, sumando tantos del argentino Lionel Messi a los 12 y 43, Dani Alves (24), Pedro Rodríguez (26 y 73) y Xavi Hernández (45).

Martino gozó del debut soñado con media docena de goles en el primer tiempo e incluso dejó en la banca de inicio al gran fichaje del año, el brasileño Neymar, junto a los internaciones Andrés Iniesta y Jordi Alba, quienes jugaron el miércoles un amistoso en Ecuador con la selección española.

Y aun así el equipo azulgrana exhibió todo su poderío desde que el balón echó a rodar, trenzando una jugada evocadora del mejor Barsa y que acabó en 1-0 después de que Rodríguez tocó para Xavi, este encontró a Cesc Fábregas en el área y el ex del Arsenal, generoso, puso el gol en bandeja para Sánchez.

Messi, máximo goleador la campaña anterior, tardó nueve minutos más en estrenar su cuota: Fábregas la dejó con el pecho, y el “10”combinó con Rodríguez para fusilar al costarricense Keylor Navas desde cerca.

La presión avanzada, una de las obsesiones de Martino en su toma de posesión, se vio aplicada con saña por los delanteros barcelonistas y fue Messi quien robó un balón en zona ofensiva para originar el tercero habilitando a Fábregas, cuyo disparo rebotado cayó franco para el incorporado Alves.

Con libertad de movimientos, “La Pulga” fabricó el cuarto desde el eje central, adivinando el desmarque en largo de Rodríguez y profundizando para el canario, de fácil control y toque junto al poste contrario.

Pese al vendaval encajado y una mala caída tras chocar con Messi, Navas se erigió en el mejor de su equipo, sacando un balón bombeado del rosarino, e interviniendo nuevamente con acierto ante un tiro libre de Xavi.

Pero el Barsa no tomó prisioneros y, tras el quinto de penal de Messi por derribo a Adriano, Xavi se apuntó a la fiesta con el sexto, nuevamente servido por un Fábregas más repartidor que nunca.

La segunda mitad sirvió para que Martino diera media hora de rodaje a Neymar y retirara a Messi con 20 minutos por delante, decisión insólita en el Camp Nou, pero que “La Pulga” acató sin aparente problema, viendo desde la banca cómo caía el séptimo de Rodríguez tras otro robo y asistencia de Fábregas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios