Comienzan clases con útiles en mano

Para este lunes 16 se hizo la convocatoria para el comienzo de clases del nuevo período escolar 2013-2014, sin embargo y a pesar de los dos meses de vacaciones, algunos padres recorrieron este fin de semana las distintas ferias y comercios en busca de los útiles que no habían podido comprar o no habían encontrado con anterioridad.

El movimiento de última hora no fue notable, y quienes compraban en los pocos comercios que estaban abiertos en el centro de Barquisimeto, dijeron que la lista de útiles la tenían casi completa, sin embargo necesitaban ciertas cosas para que sus hijos comenzaran con buen pie y al día sus clases.

“Ya había gastado 2.000 bolívares entre útiles y uniforme, sin contar los zapatos y los libros que piden. Tuve que buscar entre los primos y unos vecinos todos los libros prestados, porque realmente es imposible comprarlos. Yo gano sueldo mínimo y es un gran esfuerzo que hago para que mis dos hijos vayan a la escuela”, dijo Josefa Maldonado, con hijos de 8 y 10 años.

Las ferias escolares, tanto de la Alcaldía de Iribarren, como de la Gobernación de Lara, permanecieron abiertas este domingo, pero la afluencia de personas era poca, algunos que salían aseveraron que los precios no estaban “tan buenos como en los chinos”.

Esta coyuntura fue la que hizo que los comerciantes asiáticos tuvieran abiertas sus santamarías para el público que no había podido completar el listado completo de las peticiones escolares.

“Desde julio, cuando me entregaron la lista, he comprado cada quincena una parte de la lista, porque es imposible comprarlos todos en un solo momento. Ya estos son los últimos para completar los útiles de mi hija, que apenas irá a primer grado, pero piden más que en una universidad”, se quedó Juan José Pinto.

El ajetreo comenzará mañana en algunos planteles, a pesar de que el llamado general es para el 18 de septiembre y otros para el lunes 23, porque primero los educadores realizan reuniones para programar el año escolar.

Otro punto a tomar en cuenta son las amenazas de paro de los docentes estadales, quienes exigen el pago de varias deudas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios