Día Mundial de las Playas: Un sábado por las costas del mundo

En el marco de la Campaña Internacional de Limpieza de Costas, organizada por la Ocean Conservancy de Estados Unidos, y Limpiemos El Mundo, de Australia, el sábado 21 de septiembre Venezuela se unirá al Día Mundial de las Playas, iniciativa coordinada por Fudena desde 1991, con el apoyo de decenas de grupos públicos y privados de toda la costa venezolana.

La actividad mundial denominada Limpieza Internacional de Costas lleva 23 años realizándose en Venezuela de manera ininterrumpida. La finalidad es concienciar, por medio de la acción, sobre los problemas que representan los residuos sólidos en los ecosistemas, no sólo a los participantes, sino a los residentes y turistas que visitan las playas.

Es una jornada voluntaria, cuyo objeto es lograr la sensibilización y participación de la comunidad en pro de soluciones a los problemas ambientales de las playas venezolanas.

Las actividades humanas cercanas a las costas, aquellas que se realizan en altamar e incluso las que suceden a kilómetros de las playas, generan una gran cantidad de desechos que afectan los ecosistemas marinos, lacustres y fluviales de nuestro planeta, provocando graves daños a su flora y fauna.

El impacto ambiental que el humano ha generado es tan grande que limitar las acciones a rehusar, reducir y reciclar no es suficiente para resarcir los daños. Es por esta razón que, cada tercer sábado de septiembre se celebra el Día Mundial de las Playas, actividad en la que miles de voluntarios de todas partes del mundo dedican su tiempo a recolectar, clasificar y registrar la mayor cantidad de desechos sólidos que se pueda en las costas.

El pasado año cerca de 24.000 voluntarios se encargaron de dejar en mejores condiciones 220 playas de once estados de nuestro país. Participaron varias instituciones y fundaciones aliadas y se logró la recolección de más de 211.000 kilogramos de desechos.

Los interesados en el cuidado del ambiente pueden sumarse. Fudena asegura que todos son bienvenidos. La cita es el sábado 21 de septiembre, en los estados Anzoátegui, Aragua, Carabobo, Falcón, Guárico, Mérida, Miranda, Nueva Esparta, Sucre, Vargas y Zulia. Para participar sólo hay que ponerse en contacto con el coordinador regional de cada estado en el cual deseen colaborar, quien indicará los pasos a seguir para concretar su participación. Más información en http://www.fudena.org.ve y @Fudena.

Un problema latente

Las playas de Venezuela se han convertido en depósitos de todo tipo de desperdicios. Botellas, latas, escombros, anime, papel y gomaespuma, figuran entre los más comunes, sin dejar de lado la inmensa cantidad de colillas de cigarrillos y trozos de madera, acompañados de neveras, cocinas y hasta sanitarios.

En ellas es posible encontrar cualquier cosa. Desde un vehículo abandonado tras la filmación de una película o un programa de televisión, hasta una rueda de camión o un parabrisas de avión.

Como si fuera poco, muchas playas también son testigo de la disposición directa de aguas servidas en sus orillas, muy cerca de poblados y bañistas, como si a nadie le importara.Recordemos que estas aguas pueden ser un vehículo transmisor de enfermedades que además los posibles daños a la salud humana, deteriora el paisaje en forma determinante, disminuyendo el atractivo natural de estas regiones para la recreación y el turismo.

Vale destacar que algunas playas exhiben sobre sus piedras algas muy verdosas, como musgo marino, que crecen sin control y “le dan un especial atractivo”. Sin embargo, lo que muchas personas no saben es que puede tratarse de un proceso de un crecimiento desmedido de plantas debido a la alta concentración de nutrientes, característico de una posible contaminación, es lo que se llama eutroficación.

Sin lugar a dudas todos somos responsables de la crítica situación de las playas de Venezuela. Por un lado, los temporadistas dejan a su paso decenas de desperdicios. Por el otro, las autoridades locales no disponen de un sistema efectivo de recolección, tratamiento, transporte y disposición final de los residuos para atender este problema.

El sector industrial y de servicio, por su parte, debe promover el desarrollo de nuevas tecnologías que permitan producir envases que puedan ser reutilizados o reciclados.

Es por ello que, como parte de las políticas de conservación ambiental y fortalecimiento turístico que impulsa el Ejecutivo nacional, el Ministerio de Turismo en coordinación con el Ministerio del Ambiente, llevan a cabo desde el pasado mes de julio jornadas de limpieza de playas y espacios de recreación, en la cual alrededor de 7 mil 400 voluntarios de todo el país se han dado cita para contribuir a la limpieza y conservación de las costas locales.

Playas limpias

A propósito del trabajo voluntario que se viene realizando en las diferentes costas del país. También el próximo 21 de septiembre se unirán al Día Mundial de las Playas.

El ministro del Poder Popular para el Turismo, Andrés Izarra, manifestó su apoyo a los jóvenes asistentes, “es un voluntariado jamás visto en la historia para atender la limpieza en playas, parques, ríos y monumentos naturales,  cifra que significa un gesto interesante de la voluntad del venezolano de comprometerse a mantener limpia los activos para el disfrute del turismo”.

Sólo en la isla La Tortuga, se recolectaron un total de 7.5 toneladas de basura, mientras que en las diferentes playas del país se logró la recolección de 400 toneladas de desechos, en su mayoría plásticos.

Con 156,60 Km2 que equivalen a 15.660 hectáreas de extensión, esta isla se convierte en la segunda más grande de Venezuela después de Margarita, y está comprendida por el Cayo Herradura, Los Palanquines, Cayo de Ño Martín, Islote El Vapor y Cayo de Punta de Ranchos, en donde se encuentran aves migratorias y pescadores artesanales que frecuentan las islas entre los meses de septiembre y abril.

Para el 18 de septiembre habrán terminado las vacaciones y las playas habrán recibido a millones de temporadistas. Será necesario limpiarlas y conservarlas para nuevos períodos vacacionales. Es por ello que el Mintur propone entregar ese día la bandera azul de “Playas chéveres para la vida” a todas aquellas que se declaren limpias, seguras y ofrezcan al turista servicios de calidad.

Para que esta iniciativa sea posible, el Mintur invita a todas las instituciones del país que quieran sumarse, pero de manera especial a los niños, a los jóvenes y la población en general, quienes deberán ser protagonistas de esta campaña por la naturaleza y la vida. Conservar las playas y los ecosistemas marinos debe ser un concepto sembrado en nuestras conciencias.

Para llegar al Día Mundial de las Playas, el Mintur convoca a una gran jornada nacional de limpieza de playas el sábado 14 y el domingo 15 de septiembre. Tres días después se dará a conocer cuáles playas merecen la bandera azul “Playa chévere para la  vida”.

Ecoda

Hay industrias que erróneamente creen que lo mejor es arrojar sus desechos al drenaje sabiendo que este llega al mar y lo contaminan, pero también nosotros contribuimos con este problema, ya que al arrojar basura en las playas el agua se las lleva mar adentro, y mientras siga este problema las personas se enferman cada vez más al ir a costas sucias.

En la actualidad existen cerca de 4.6 millones de plásticos en el fondo del mar lo cual provoca contaminación marina. El solo hecho de esta contaminación preocupa a los pescadores, ya que los peces se alejan cada vez más de las playas y mares sucios, en algunos casos esta contaminación causa que los peces y la flora marina mueran.

La contaminación de playas en América Latina y el Caribe, causadas por descargas sin control de desagües domésticos no tratados, constituye un problema serio de salud para la población; en algunos casos son problemas permanentes de algunas playas y en otros son consecuencia de circunstancias excepcionales como el colapso del sistema de tuberías de desagüe que contaminó las playas de Río de Janeiro-Brasil en el 2003.

Se debe considerar que hay tres fuentes principales de contaminación fecal humana del agua de mar de uso recreacional: desagües domésticos, descargas de ríos y otros cursos de agua, y directamente del bañista.

Para evaluar la calidad microbiana del agua de mar existen guías y normas de calidad que utilizan microorganismos indicadores, los cuales indirectamente sugieren la presencia potencial de microorganismos patógenos; una guía es la concentración máxima sugerida del indicador, que está asociada con riesgos inaceptables para la salud.

Pero, ¿cuáles son las principales causas de la contaminación de playas? Las descargas de aguas residuales, drenajes deficientes o nulos, plantas de tratamiento ineficientes o sobrecargadas, residuos de botes y embarcaciones, residuos de personas y animales en la playa, arrastre de residuos por lluvias y elementos contaminantes de importancia en zonas costeras son parte del problema.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios