En Palavecino sólo los docentes se incorporaron

El año Escolar 2013-2014, en el municipio Palavecino estuvo signado por la ausencia de alumnos y el evidente mal estado de las instituciones educativas.

En un recorrido por los principales planteles de la jurisdicción, sólo se observó a los docentes y bedeles realizando labores de limpieza, más no de mantenimiento, ejercicio que tuvo que efectuarse por lo menos dos semanas antes del inicio del calendario escolar.

Instituciones como Escuela Nacional Cabudare, situada en la parroquia José Gregorio Bastidas, Escuela Gladys Briceño Méndez, en Cabudare, y Escuela Agua Viva en la parroquia de ese mismo nombre, son los planteles con más matrícula del municipio, no recibieron el mantenimiento deseado ni merecido, causando graves inconveniente para la incorporación de los educandos.

Aumentos para docentes

El profesor José Vicente González Camejo, director de la Zona Educativa de Lara, en un acto de la Fiesta Escolar celebrado en la Escuela Don Eustaquio Yépez, del caserío El Placer, declaró que como parte del acompañamiento del nuevo año escolar, se desplegaron 250 hombres a lo largo del estado.

-Ya a las 10 de la mañana hemos corroborado la asistencia de los niños a los planteles, con un 15% restantes de estudiantes que no se incorporaron, porcentaje propio del primer día de clases, señaló el funcionario.

Amplió que de las instituciones supervisadas, “hubo una, de carácter privado, que no abrió sus puertas ni hicieron el llamado a clases, lo cual generará una amonestación inmediata porque el ente rector de la política educativa nacional es el Estado, presidido por el presidente Nicolás Maduro”.

Detalló González, que para celebrar la fiesta de regreso a clases, se ejecutó un programación distinta a los años anteriores con actividades culturales: obras teatrales, recreativas, deportivas, en todas las instituciones.

“Derrotamos con esto la política comunicacional dirigida por los burócratas sindicalistas llamando a paro nacional y reiteramos que no se ha firmado la contratación colectiva por responsabilidad de los directivos nacionales de las 14 operaciones, por cuanto fue en agosto cuando introdujeron el proyecto, que aspiramos que el Gobierno nacional, así como ha incrementado el salario a otros gremios, nos de el mismo trato con las reivindicaciones que nos corresponde”, acentuó.

Para el inicio de clases, González relató que se efectuó una labor conjunta entre el Ministerio de Educación, de la Juventud, Relaciones Interiores, a través de la ONA.

Gota de Amor exitosa

El jefe de la Zona Educativa, Resaltó que el programa Una Gota de Amor para mi Escuela, culminó exitosamente en Lara en donde estaba previstas intervenir 40 instituciones pero debido al trabajo voluntario de las organizaciones comunitarias se agregaron otras 10.
Al ser consultado sobre las escuelas de Palavecino beneficiadas con este programa, el funcionario remarcó que sólo siete de 52 existentes.

Anunció que fueron seleccionadas tres nuevas escuelas para arrancar el plan de mantenimiento y recuperación de espacios escolares con una 150 en Lara.

En otro importante anuncio, González reveló que el Ejecutivo nacional “tiene todo un plan de mantenimiento, recuperación, ampliación y construcción de edificaciones escolares, en este caso 94 en Lara, y que pronto será oficializada por el primer mandatario nacional”.

Dijo que en los próximos meses continuarán entregando la computadoras portátiles Canaima en los liceos bolivarianos a los alumnos de 4º y 5º año, así como la Colección Bicentenario con 35 millones de ejemplares en todo el país.

La ‘Canaimita Universitaria’ también entrará en la planificación oficial según estimaciones de la ministra de Educación.

“No hubo clases”

Maestros y representantes de las escuelas Nacional Cabudare, Gladys Briceño y Agua Viva, destacaron que las clases no iniciaron “no porque no quisiéramos, sino por la ausencia de la matrícula escolar”.

Pastor Álvarez, representante de la Escuela Nacional Cabudare, indicó que las actividades académicas no arrancaron debido al deplorable estado de las instalaciones.
“Faltan luces, los baños son un asco, de paso existen dos baterías: una para las niñas y otro para los varones”, puntualizó.

A la Unidad Educativa de Agua Viva solamente acudieron 20 escolares, de casi 700 alumnos.
Becsy Brito docente de ese plantel informó que el programa de mantenimiento y reparación escolar jamás llegó a esa institución.

La maestra Iris Rojas, remarcó que el monte casi tapa los últimos salones de la Escuela Agua Viva. Los ambientes de 4º, 5º y 6º no tienen electricidad dado el cajetín sufre cada vez que se encienden las luces; llueve más adentro que afuera; los pupitres desincorporados no pueden ser donados, ni regalados ni vendidos porque son bienes nacionales y reposan encima de los baños que tampoco sirven.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios