Asesinaron a vigilante para robarlo

Abatido dentro de un galpón de la Cooperativa Acootulara estaba el cadáver de Félix Eugenio Ramos Palmera, de 56 años, quien presentó fuertes golpes en diferentes partes del cuerpo, especialmente en la cabeza, producidos por objetos contundentes.

El hecho se habría registrado entre la madrugada y mañana del domingo, cuando al parecer ingresaron al sitio del suceso unos sujetos quienes aparentemente le robaron el arma de reglamento (un chopo) a Ramos Palmera, quien se desempeñaba como vigilante de la empresa desde hace ocho meses, aproximadamente.

Francisco Hernández, presidente de la Cooperativa, ubicada en la avenida Circunvalación Norte, cerca de la quebrada “El Mamón”, indicó que hace más de un año también habrían robado en el lugar pero después no se había registrado un hecho similar.

En la escena del crimen se observaban rastros de sangre en un cincel y en un tubo, con los que presuntamente le quitaron la vida al hombre, padre de 12 hijos. También había evidencias como si lo hubiesen arrastrado unos 30 metros hasta el fondo del local.

“A mí me avisaron como a las 12:30 del mediodía, me dijeron que estaba muerto y me lamenté porque era un hombre muy trabajador, sano, responsable”, manifestó Hernández.
Afuera del lugar se encontraban Douglas David Ramos y Álvaro Güere, ambos hijos del fallecido, quienes indicaron que el miércoles y jueves, el ciudadano de 56 años, fue a visitarlos a su casa en Pavia Abajo. “Iba poco para allá porque le gustaba estar aquí, prácticamente era donde vivía. Compartimos mucho, estaba pendiente de nosotros, nos decía que así fuéramos mayores, él trabajaba para darnos lo que necesitáramos”.

Según ellos, no se metía con nadie, era una persona que le gustaba bromear, tocaba cuatro y cantaba, tal como lo hizo la última vez que visitó a sus familiares. “Nosotros somos cristianos evangélicos.Él a veces asistía a la iglesia y creía mucho en la palabra del Señor (…) Dios lo bendecía porque siempre le daba amor al prójimo”, comentaron en medio de la tristeza que los embargaba.

Al sitio del suceso llegaron los efectivos del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas del estado Lara, quienes iniciaron las indagaciones del caso.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios