Recuperan antiguo tanque para darle agua a Bobare

La población venía haciendo esa exigencia desde hace mucho tiempo.

El enorme tanque con capacidad para un millón de litros cúbicos de agua, construido hace unos cuantos años en el caserío La Puerta de Bobare, pero abandonado durante mucho tiempo, podría resolver el grave problema que por falta del líquido vital viene sufriendo esa población.

“Pero siguen sin atender con seriedad nuestras necesidades, dando preferencia a otras comunidades en lo que respecta al suministro de agua”, expresó el luchador social Luis Alfredo Gil.

Explicó que Hidrolara, al fin, decidió recuperar el tanque para, luego del correspondiente llenado, suministrar el líquido a la población de manera sectorizada.
La hidrológica dispuso la semana pasada que entre miércoles a las 5 de la tarde y el viernes a las 6, cerrarían la válvula de rebombeo en El Obispo para el llenado del enorme depósito.

Gracias a ese procedimiento, señaló, el sábado hubo agua suficiente en varios sectores de Bobare, pero debido a una filtración en el tubo matriz, en Pavia, suspendieron el operativo y nuevamente los bobareños se quedaron sin el servicio.

“Ahora, de acuerdo a un parte emitido por la jefatura civil, Hidrolara advirtió a la población que el agua que estaban bombeando no era apta para el consumo humano por estar contaminada, aunque no se especificó con qué.

El problema es que de nuevo los bobareños quedamos dependiendo de los camiones cisternas para recibir el líquido vital y eso de que estaba contaminado parece un argumento para no solucionar ese problema que venimos padeciendo desde hace años”, puntualizó Gil.
Hizo un llamado a la ingeniero Adriana Díaz para que investigue qué en realidad ha ocurrido, y que de una vez por todas sea utilizado el tanque ubicado en La Puerta para resolver tan grave situación.

En su llamado lo apoyó Dolores Jiménez, antiguo habitante del barrio La Democracia, quien dijo estar cansado de comprar con mucha frecuencia tanques de agua para cumplir con las necesidades de su casa.

Ambos pidieron también una verdadera vigilancia en la tubería entre Pavia y Bobare para impedir la manipulación de la válvula de rebombeo de El Obispo por parte de personas extrañas a Hidrolara y eliminar las numerosas tomas clandestinas en el tramo, algunas de las cuales son utilizadas para regar siembras y hasta para llenar piscinas en granjas de fines de semana.

“Bobare necesita que le resuelvan definitivamente el problema de la falta de agua”, enfatizó Gil.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios