Faltó voluntad de Hidrolara para atender suministro de agua a la UNES

Tras visitar la construcción de la Universidad Nacional Experimental de la Seguridad (UNES) y sostener una reunión con la presidenta de Hidrolara, Adriana Díaz, el ministro del Ambiente, Miguel Leonardo Rodríguez, convocó ayer a una rueda de prensa en Corpolara, para informar sobre lo que calificó como falta de voluntad política de la hidrológica del gobierno regional para facilitar a la UNES el acceso al preciado líquido. Esto en respuesta a las declaraciones que hiciera el pasado martes el presidente de la República, Nicolás Maduro, tras las cuales se pensó que el Gobierno nacional intervendría a Hidrolara.

“Ayer (lunes), durante el exitoso despliegue de Gobierno de calle con los ministros del gabinete del presidente Maduro en Lara, me tocó inaugurar el inicio de las obras de agua potable en Los Pocitos, sector popular de la parroquia Juan de Villegas en Barquisimeto.

Durante un pase televisivo que hizo el Presidente a la UNES, tuvo que recibir la no muy grata noticia, por parte de la rectora de la institución, de que no sería posible dar inicio a las clases en las que deberían hoy (ayer) estar nuestros muchachos, quienes formarán la Nueva Policía Nacional. No teníamos ni agua potable, ni colector de aguas servidas”, declaró el vocero ministerial, añadiendo que debieron regresar a Barquisimeto, tras aterrizar en Caracas, para dar respuesta a la solicitud del Ejecutivo nacional de solventar la situación de la UNES, aclarando que el mensaje del presidente Maduro fue: “Vayan y vean qué está pasando y tomen las medidas necesarias, pues no dejaremos que sean saboteadas las obras del Gobierno nacional, ejecutadas con tanto esfuerzo para resolver grandes problemas del pueblo”.

“Fuimos junto con el comandante Reyes Reyes a la sede de la UNES, la cual está completamente terminada. Allí hablamos con los ingenieros residentes y nos enteramos de lo ocurrido. Pero también hemos hablado con las autoridades de Hidrolara, para conocer su versión, y ahora podemos decir con absoluta transparencia que aquí faltó voluntad para resolver un problema.

El problema fundamental es que hay agua potable cerca de la UNES, pues a menos de 150 metros pasa la ducción, y no hubo voluntad para darle agua a la universidad. Por otro lado, también tenemos el asunto del colector de descarga de aguas negras, es decir, estamos ante dos problemas importantes que no son técnicos, pues se pueden acometer. Por eso le anunciamos a nuestro Presidente y a nuestro gobierno, que hoy (ayer) a las 3:00 p.m. comienzan las obras para proveer agua potable a nuestra universidad y terminar el colector que está prácticamente hecho y sólo necesita ser conectado para descargar las aguas servidas”, aseguró el ministro. Insistió que el Ejecutivo está en la batalla de las ideas.

Sin embargo, “no podemos permitir que se juegue con un servicio tan importante como el de agua potable y que 1.100 compañeros, quienes se estarían formando en la UNES para proteger al pueblo chavista y no chavista, sean atropellados porque debido a problemas técnicos, no pueden conectarse ni a aguas blancas, ni a aguas servidas.

Nos critican por falta de presencia policial, pero no nos dejan, en las condiciones adecuadas, formar a nuestros muchachos. Por un problema de saboteo, no pudimos entregar el lunes esta universidad”, dijo, reiterando que sólo había venido a evaluar esta situación, aunque destacó que en la reunión, las autoridades de Hidrolara habían reconocido que no hubo voluntad política.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios