Buss quiere ser consistente

El jardinero Nick Buss se incorporó a Cardenales de Lara y el viernes por la tarde cumplió su primera práctica con el equipo, luego de arribar a Venezuela el pasado miércoles por la noche. El estadounidense no ocultó su satisfacción por reforzar a la novena crepuscular y espera convertirse en una figura importante para la ofensiva del manager Pedro Grifol.

“Estoy muy emocionado de estar aquí con Cardenales y vengo con toda la disposición e intención de ayudar al equipo”, relató el jugador.

Es la primera incursión del joven jardinero en una liga del Caribe, aunque asegura que tiene referencia por algunos compañeros de equipo en los Estados Unidos como Álex Castellanos, Miguel Rojas y Scott Van Slyke.
“He hablado con jugadores sobre la liga venezolana y sus experiencias son geniales. Vengo con gran expectativa porque es una campeonato donde se juega fuerte”, relata el grandeliga.

“Sé que las cosas no le han salido bien al equipo en las primeras semanas, pero aquí hay mucho talento y todo va a mejorar”, dijo el oriundo de Southfield, Michigan.

El toletero zurdo de 26 años dijo que pretende convertirse en un bateador consistente para tratar de contribuir con la causa larense. “Es cuestión de tiempo para que el equipo logre una racha positiva”.

“Hace falta ejecutar”

Para el manager de la novena roja, Pedro Grifol, el motivo por el que las cosas no han salido bien en las primeras semanas es porque no se han ejecutado las pequeñas cosas dentro del terreno y “eso tiene que cambiar”.

“La mentalidad de esta organización es no mirar para atrás. Es cierto que debimos ganar cuatro o cinco juegos que llegamos con ventaja a los últimos innings, pero hay que pasar la página; nosotros como técnicos tenemos que revisar, pero el equipo debe enfocarse en mirar al frente y salir de la mala racha”.

Para el estratega de origen antillano es “clave ganar en casa” debido a que el año pasado “Cardenales fue un equipo muy fuerte en su parque, pero en esta oportunidad no se han conseguido los triunfos”.

Grifol cree que una de las claves para que Lara salga del mal momento por el que atraviesa es que los jugadores tengan confianza en ellos mismos y no entren en pánico.

“El ambiente está un poco decaído en el dugout, pero a veces basta un par de innings buenos para levantar el ánimo”.

El mandamás de la cueva roja habló sobre la situación de Raúl Rivero y reiteró que se mantendrá en el bullpen. “Prefiero que nos ayude dos o tres veces por semana como relevista”, dijo.

Además, Grifol adelantó que Nick Buss podría debutar este mismo fin de semana con el equipo.

“A más tardar jugaría el próximo martes, pero podría jugar mañana mismo (hoy)”, contó el estratega, quien además dijo que no han tomado la decisión sobre quién saldrá del roster para abrir el cupo del jardinero.

El manager se refirió al juego que perdieron frente a Navegantes del Magallanes en el noveno episodio, específicamente a la decisión de dejar a Néstor Molina para el noveno capítulo. “Me convenció la manera en la que lanzó el inning anterior y por eso tomé la decisión de dejarlo. Si se me presentara nuevamente esa situación lo volvería a dejar”.

Por otra parte, Grifol decidió utilizar a Moisés Hernández como el lanzador abridor del compromiso de este sábado. “Nunca me he sentido cómodo como relevista, prefiero lanzar como abridor. Agradezco la confianza del manager por esta nueva oportunidad y espero no defraudarlo”, dijo el tirador diestro.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios