Por parte de docentes: Creatividad y calidad en el espacio universitario

La educación superior venezolana ha demandado cambios hacia un enfoque integral, creativo, y reflexivo que se ajuste al hombre de este milenio. Cambios que deben darse no sólo en el papel si no en el aula de clase, lugar donde el número de estudiantes juega un rol limitador a la hora de aplicar un diseño curricular, dado que puede frustrar los intentos de innovación de un docente y devolverlo a la antigua clase magistral acoplada a modelos educativos como el tradicional y el conductista.

Tal preocupación es planteada por los docentes Mirleny del Carmen Pérez de Contreras y Carlos Agüero Rossi en su investigación titulada “Creatividad docente en el espacio universitario masificado”, publicada en la revista Educare, órgano divulgativo de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador-Instituto Pedagógico de Barquisimeto (UPEL-IPB).

Ambos autores explican que frente a esa realidad la creatividad emerge como un concepto dentro del aula contemporánea, “ya que el mundo acelerado que corresponde vivir a nuestros jóvenes, amerita que en su preparación intervengan personas creativas que les induzcan a resolver los problemas en una sociedad cambiante”.

Para De la Torrey Morales (2006), investigadores citados por los docentes que realizaron la investigación, la creatividad debe ser investigada utilizando una metodología basada en el desarrollo de un proceso de construcción del conocimiento, en el que se retoman en diferentes momentos y de forma recursiva e interactiva los objetivos, las estrategias y las valoraciones con el fin de aproximarse al estudio del cambio.

“Este procedimiento recursivo y abierto puede usarse para la construcción individual y colectiva del conocimiento, ya que uno y otro son producto de la relación entre los conceptos adquiridos y los nuevos postulados surgen como estímulos del medio en que se desarrolla”.

Es de suponer que no se puede estudiar la creatividad basada en un único estilo, aclaran, de allí que un paradigma complejo permite combinar objetivos, propósitos, números, suposiciones, categorías y variables para acercarse a un modelo que dé respuesta a un problema complejo.

A su juicio, los estudiantes ingresan al sistema de educación superior sin estar preparados, “es por ello que el pensamiento debe abrirse para transcender a un nivel que permita establecer una docencia con calidad humana, muy a pesar de la cantidad de alumnos que se tengan dentro del aula de clases”.

Pérez y Agüero se valen de una investigación con un diseño de integración multimétodo, “en donde el planteamiento surge a partir del extenso proceso de constitución y afianzamiento de la ciencia social, reconociendo la complejidad del objeto de estudio, ya que la integración, aparte de exponer el mérito de cada método en su ámbito respectivo, crea posibilidades de combinación complementaria para el estudio de muchos fenómenos sociales”.

Ejercicio creativo

Distintos investigadores estudiados por los docentes de la UPEL y de la UCLA que investigaron sobre la creatividad, precisa cuáles son los aspectos a observar en un docente creativo durante su ejercicio, los cuales fueron agrupados en tres renglones:

-Aspectos básicos: riqueza expresiva, conectividad temática y resistencia al cierre.
-Aspectos referentes al proceso: problematizar, estimular y valorar.

-Aspectos Referentes al Ambiente Creativo: polinización de la creatividad, aprovechamiento del error, adversidad como momento clave de bifurcación, dinámicas grupales.

Dichos elementos fueron tomados en cuenta durante la observación realizada por los autores a los profesionales de la docencia que fueron su población de estudio, de manera que corresponda con lo dicho en la entrevista.
Sin embargo, en la investigación se descubrió además que los docentes creativos, bajo condiciones de masificación, presentan ciertos aspectos básicos de su personalidad que enriquecen su ejercicio, entre ellos “la escucha empática, la cual se presentó de manera constante en todos los docentes entrevistados e indica que escuchar al estudiante no sólo en momentos relacionados con la clase, sino en otros ambientes, enriquece el desempeño, puesto que permite conocer al estudiante, y elaborar de una manera general un estilo de impartir clases que facilite encontrar un camino hacia la transformación del mismo por el practicar”.

De igual manera, señalan la habilidad de “saber escuchar”, la “facilidad para el uso de las analogías y metáforas”, este último considerado como una capacidad innata del ser humano, pero que como constructo amerita ser cultivado durante toda la vida.

Otro aspecto fue la libertad del docente para poder enfrentar momentos de adversidad. “Se debe contar con cierto grado de libertad, que le permitan actuar según las necesidades del grupo; en vista de que esta libertad va a permitir el desarrollo de la creatividad recursiva, es importante saber hacer uso de ella, en aras de un mejor ambiente para el docente”.

En resumen, “la creatividad recursiva lleva al docente a actuar bajo dos grandes panoramas dentro de un ambiente masificado; el accionar en donde se encuentra la universalidad de la clases, identificación del líder, preguntar, trabajo compartido y el trabajo manual; y los aspectos a cultivar que son la escucha activa, uso de analogías y metáforas y la libertad en clase. De esta manera los docentes estudiados demostraron como se puede llegar a una educación de calidad a pesar de la cantidad”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios