Vecinos disputan terreno para proyecto urbanístico (Fotos)

Desde el pasado jueves, a partir de las 9:30 de la mañana, familias de Santa Rosa, Yacural, Altos de las Flores, Veragacha y Pueblo Abajo se instalaron en un terreno del barrio Yacural, ubicado entre las urbanizaciones Villas de Yacural y La Pastoreña, jurisdicción de la parroquia Santa Rosa, a objeto de ocuparlo para gestionar “torres de apartamentos” para 250 familias. A la fecha se mantienen en el lugar.

Edwuar Andara aclaró que se trata de un “resguardo interno” mientras gestionan los trámites legales en los entes públicos donde han encontrado respuestas favorables.

Aclaró que en nada perjudican a los habitantes de La Pastoreña, y que en todo caso la lucha sería con una empresa constructora que se disputa el terreno, la cual empezó a pasar maquinaria pesada y a hacer movimientos de tierra, sin mostrarles los documentos de propiedad, ya que el mismo corresponde a ejidos del municipio desde 1993, “y tenemos cómo demostrarlo”.

Adelantó que en los próximos días llamarán a una rueda de prensa para revelar buenas informaciones respecto a un proyecto urbanístico con el apoyo de la Gran Misión Vivienda Venezuela, que podría contar con un CDI, panadería, preescolar y centro de atención veterinario, entre otros beneficios.

Denunció que durante el resguardo desde La Pastoreña les lanzan morteros, cohetes, detonaciones de armas de fuego y le solicitan a sus vigilantes privados que disparen las escopetas al aire, sin importarles la presencia de niños y mujeres embarazadas y lactando.

“Ellos han inventado que nosotros queremos invadir sus apartamentos y que les disparamos, cosa que es totalmente falso porque somos personas sanas y la mayoría profesionales nacidos en este barrio”, señaló.

Señaló a la abogada Milagro de Orellana de “principal instigadora de la violencia y la responsabiliza de algo malo que les suceda”, ya que ella “le mete miedo a la gente de (La Pastoreña) de que los vamos a robar…”

Reacción de La Pastoreña

Gloria González, habitante de La Pastoreña, dijo que viven un estado de tensión y “no queremos que ocurra otra cosa peor”.
Denunció que ayer en la mañana y en la tarde, desde la ocupación y casas vecinas hicieron varios disparos que impactaron una de las torres.
Informó que ocho habitantes declararon en el Destacamento 47 sobre la situación que los perjudica de esta ocupación y hoy le corresponde a cuatro más por instrucciones del Ministerio Público.

Lamentó la invasión de moscas en los apartamentos por las necesidades fisiológicas que hacen en el terreno, por lo cual hizo un llamado a las autoridades sanitarias.

Criticó la falta de preocupación del alcalde Alfredo Ramos y del gobernador Henri Falcón.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios