#ImpulsoMundial Brasil, de festejo a pesar

El festejo de todo Brasil por la clasificación a semifinales se convirtió rápidamente en velorio cuando su mayor ídolo, Neymar, quedó fuera del Mundial tras sufrir una fractura al final del duelo contra Colombia, un incidente que hizo llorar al país.

Abatidos, desde la presidenta Dilma Rousseff hasta el brasileño de a pie lloran por la despedida de su crack de 22 años de su primera Copa del Mundo, en la que anotó cuatro goles en cinco partidos.

“Tu cara de dolor ayer en el gramado del estadio Castelao hirió mi corazón y el de todos los brasileños y brasileñas”, dijo Rousseff en una carta dirigida al astro.

“Pero lo que vimos también fue la fuerza descomunal de un gran guerrero que no se deja abatir, aunque esté herido”, añadió, deseándole una pronta recuperación.

“Neymar fue criado en el Santos, y nos duele en el corazón que no puede defender a Brasil en la Copa”, lamentó asimismo en su cuenta Twitter otro ídolo de ese club, el ‘rey’ Pelé, que recordó que su salida de la Copa de 1962 por una lesión no impidió al país conquistar su segunda estrella.

Joao Batista Schaffer, un carioca de 78 años que como miles viste la camiseta 10 de Neymar, no puede contener la emoción. Escucha la pregunta y los ojos se le llenan de lágrimas que no se molesta en secar.

“Adoramos a Neymar, esto es muy duro, estoy muy, muy triste, estoy llorando desde ayer. Neymar no es corpulento, cualquiera lo derrumba. Ver ese jugador fuerte (el lateral colombiano Juan Camilo Zúñiga) darle esa patada por la espalda fue horrible, fue una cobardía”, asegura este comerciante, interrumpido en su caminata diaria matinal por el parque de Flamengo de Rio. Faltaban unos cinco minutos para el fin del partido que Brasil ganó 2-1 cuando ocurrió lo peor.

Zúñiga arrolló al astro del FC Barcelona que cargaba con las esperanzas de todo Brasil y con un rodillazo en la base de la espalda lo dejó tendido, retorciéndose de dolor. Con una fractura en la tercera vértebra lumbar, Neymar no precisará ser operado, pero deberá guardar reposo durante seis semanas, dijeron sus médicos.

Las redes sociales explotaron con mensajes sobre el crack de cresta rubio platino, brillantes en ambas orejas y con estatus de estrella de rock y múltiples contratos comerciales, cuyos movimientos son seguidos por millones de aficionados, incluidas las adolescentes ‘Neymarzettes”.

“Crack del mundo”

“El dolor de Neymar fue el nuestro. Yo sentí lo que él sintió, me dieron ganas de llorar con él. Quedé destrozada”, confiesa la enfermera Erika Nunes, de 40 años, al terminar su turno nocturno para regresar a su hogar en la periferia de Rio de Janeiro.

El entrenador Ademir Costa Chaga, de 53 años, que jugó en el club Fluminense de Rio hasta que perdió un ojo en un partido, intenta poner orden en un juego entre una docena de niños de la favela Morro Azul, a quienes da clases gratis los fines de semana.

“Neymar no es solo el crack de Brasil, es el crack del mundo, es el mejor jugador de la Copa. La tristeza es de todo el país”, dice.

Como muchos brasileños, Ronaldo, campeón del mundo en 2002, sugirió que Zúñiga lastimó a Neymar a propósito.
“Todo el mundo lo vio. Hubo una intención del jugador colombiano de lastimar, no fue una actitud normal, no sé si lo planificó antes del partido, pero su gesto sobre Neymar fue muy agresivo, muy violento”, dijo a periodistas Ronaldo ‘Fenómeno’.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios