Más de 130.00 sirios huyen a Turquía por la amenaza de los yihadistas

Más de 130.000 sirios, principalmente kurdos, han llegado en los últimos días a Turquía huyendo de la ofensiva del grupo yihadista Estado Islámico, que sigue asediando la ciudad de Ain al Arab, en el noreste del país.

El EI lanzó además un llamamiento a los musulmanes para matar «sea a como sea» a ciudadanos de los países que forman parte de la coalición internacional contra el yihadismo, en particular Estados Unidos y Francia, los dos países que han llevado a cabo bombardeos contra sus posiciones en Irak.

La llegada de sirios a Turquía siguió este lunes por tercer día consecutivo. El éxodo es la consecuencia del avance de los combatientes del EI, que tomaron al menos 64 pueblos en la región de Ain Al Arab (Kobane en kurdo) desde la semana pasada.

Los yihadistas quieren tomar esta ciudad, la tercera localidad kurda más importante de Siria, para tener el control total de una vasta franja de terreno en la frontera sirio-turca.

Pero su rápido avance en los últimos días fue frenado este lunes por los combatientes kurdos, indicó el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El EI está ahora a unos diez kilómetros al este y al oeste de Ain al Arab, y a unos 20 kilómetros al sur, con lo que la ciudad está «totalmente asediada», según esta ONG.

Según el viceprimer ministro turco, Numan Kurtulmus, el número de sirios que han llegado a Turquía «supera los 130.000».

La agencia de la ONU para los refugiados (ACNUR) confirmó esa cifra y dijo que los refugiados llegaron al país por nueve puestos fronterizos y están ahora en varias ciudades del sureste de Turquía.

Turquía, que tiene 900 kilómetros de frontera con Siria, ha acogido a más de 1,5 millones de sirios desde que empezó el conflicto en ese país, hace tres años y medio.

Antes de la ofensiva yihadista, la ciudad de Ain al Arab había estado relativamente alejada del conflicto y por eso se habían refugiado allí más de 200.000 personas, según la ONU.