Conmoción en centro de educación al disparar hombre contra su expareja (Fotos)

“En este país ya no se puede vivir”, “el mundo está loco”, “ese hombre debió estar drogado”, “gracias a Dios a los niños no les pasó nada”… eran las palabras de los representantes quienes desesperados acudieron a retirar a sus hijos de un centro de educación inicial, en donde minutos antes una joven resultó lesionada, luego de que su expareja le disparara.

 

Advirtió que estaba armado

 

 

Como todos los días Génesis Victoria Bejarano Puertas, de 22 años de edad, fue a llevar a su hija de cuatro años a su colegio ubicado en la Urbanización del Este. Se trasladaba en su vehículo, un Mazda 3 azul. La joven, en la puerta del plantel educativo, le advirtió al vigilante que por allí venía su expareja y creía que se encontraba armado.

Cuando la joven salía, apareció Jhon Javier Colmenárez, de 25 años, su expareja, quien es un hombre fornido, mide aproximadamente 1,82 metros de estatura. Estaba vestido con un blue jean, chemise beige y zapatos deportivos azul con amarillo.

“¿Qué que te pasa a ti con la señora, chico?”, le preguntó el vigilante con un tono fuerte, pero el joven parecía no escucharlo.

La dama se metió rápidamente para la oficina de la dirección, a objeto de resguardarse, y uno de los pequeños agarró al vigilante por la pierna. En ese momento Jhon Javier aprovechó el descuido del cuidador y se metió.

Todo pasó en cuestión de segundos: el hombre empuñó un revólver calibre 38 en su mano y apuntó a Génesis hacia el pecho, con la intención de quitarle la vida, pero un miembro de la directiva del centro educativo se encargó de neutralizar al sujeto y bajarle la mano para que no disparara. En medio del forcejeo al que se sumó el vigilante, fueron cinco disparos los que se escucharon: tres de los proyectiles le dieron en ambas piernas a Génesis y los otros dos en el suelo y la pared de la oficina.

El hombre, al ver que su expareja caía herida, empujó al vigilante, le dio un golpe en el hombro con la cacha del revólver y se fue corriendo. En la esquina lo estaba esperando un vehículo. También se trataba de un Mazda 3 azul, pero se desconoce a quién pertenece el carro.

 

Familia estaba angustiada

 

Bejarano Puertas fue trasladada hasta una clínica privada ubicada al este de la ciudad, en donde fue atendida de inmediato y por sus heridas, los médicos determinaron que debía ser intervenida quirúrgicamente.

En las afueras de la emergencia se encontraba la señora Yaquelín Puertas, madre de la joven herida, quien no paraba de llorar. Se encontraba angustiada por el estado de su hija y temía que Jhon supiera que ella había quedado viva y se devolviera al centro asistencial para acabar con su vida.

La señora evidenciaba su angustia. Es la segunda vez que afronta un hecho similar, pues el 15 de mayo del presente año a su hijo Pedro Bejarano, de 20 años de edad, le quitaron la vida. El joven, quien era comerciante, fue interceptado por unos delincuentes que lo atracaron y además lo asesinaron.

 

Tenía orden de alejamiento

 

La madre de Génesis Bejarano comentó que su hija conoció a Jhon desde la adolescencia y se unieron en pareja. Mientras duró la relación este hombre constantemente la maltrataba, la golpeaba y la amenazaba con matarla si lo dejaba. Hace un año el sujeto se consiguió una amante, y desde allí se materializó la separación, pero con ello empezaron las llamadas de amenazas.

El agresor es comerciante y reside en Caracas pero viene constantemente, pues su actual pareja vive en la ciudad y a pesar de estar con ella, desde hace seis meses comenzó a molestar a su expareja hasta el punto que la seguía y se le metía en el apartamento donde vivía. La compañera de él también llamaba a la joven para decirle que Jhon era de ella y los acosos eran constantes. Pero desde hace dos meses la situación se tornó más fuerte. Siempre la rondaba en las afueras del colegio de la niña y le decía que la mataría.

La víctima acudió a la Fiscalía Tercera, con competencia en Protección de Mujeres, y lo denunció. Le dieron una orden de alejamiento, pero no la cumplía, hace quince días le mostró una pistola y le dijo que viera lo que tenía para matarla, pero no fue sino hasta el día de hoy que se materializó el ataque.

La madre de la joven cree que este sujeto tenía todo planeado, pues hasta el día martes compartió con la pequeña de cuatro años y todo parecía normal, aunque supo que Jhon se encontraba en compañía de su amante.

“Eso es lo que pasa con los hombres cuando se encuentran con otras mujeres, se ponen a hacerle caso a lo que dicen y se ponen locos; ella destruyó esa familia”, destacó la madre de la víctima, quien espera que los cuerpos de seguridad den con el paradero de Jhon Javier, para que pague por lo que le hizo a su hija.

 

Gran conmoción

 

La noticia de lo sucedido en el centro de educación inicial se regó como pólvora.
Infinidades de versiones surgieron del hecho, una de ellas es que se trataba de una profesora y que la habían asesinado, otra era que una persona entró disparando a lo loco y así cada quien formaba un cuento.

Lo cierto es que los representantes de dicha institución desesperados se devolvieron a retirar a los niños y otros pedían por medio de amigos que los buscaran, pues estaban aterrados por lo sucedido. Por fortuna los pequeños no presenciaron la escena violenta, algunos vieron a la dama herida, pero no supieron lo que ocurrió.

 

 

 

 

 

2210AZ07 2210AZ02 2210AZ04

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios