Día del Reportero Gráfico: Un lente, una pasión

Enmarcar un fragmento de la realidad y hacerlo llegar al público, a fin de transportarlo visualmente al lugar de lo ocurrido. Esa es la tarea de los Reporteros Gráficos, profesionales de la comunicación que día a día toman sus cámaras y salen en busca de la verdad.

Este 6 de mayo se celebra en Venezuela, un día dedicado a homenajear a estos trabajadores. La iniciativa surgió en 1945, pues es precisamente esa fecha el aniversario de la fundación del Círculo de Reporteros Gráficos, la asociación más importante que los agrupa en el país.

En el contexto actual, la libertad de expresión y de prensa han sufrido ataques en diversas oportunidades y los reporteros gráficos no son la excepción, pues se han convertido en el primer blanco de ataques y agresiones mientras realizan su labor periodística.

Puede citarse el caso de las colas para adquirir productos de primera necesidad, en las que los comunicadores han sido intimidados u hostigados. Un informe realizado por la ONG Espacio Público, señala que un número importante de casos de violaciones a la libertad de expresión, se han presentado afuera de estos comercios, donde periodistas e infociudadanos fueron agredidos por grabar o tomar fotografías. El análisis también indica que el 37% de las víctimas son periodistas, seguidos de medios de comunicación y reporteros gráficos.

Aún así, estos profesionales continúan con su labor de captar realidades y contribuir al avance de la sociedad, como lo hacen los reporteros gráficos de EL IMPULSO.

Hoy queremos compartir con ustedes un poco más de este grupo de profesionales que combinan pasión, compromiso, respeto y amor por lo que hacen:

Ángel Zambrano: Aprender a manejar emociones

“Ser reportero gráfico es tener pasión hacia la fotografía”. Así lo asegura Zambrano, quien desde hace cuatro años se desempeña en la fuente de Sucesos, una de las más duras de la profesión.

“Lo que me gusta de esta área es que es bastante activa y dinámica. Pero a veces es difícil porque hay que manejar situaciones en las que hay mucho dolor por parte de los familiares”, explica.

Lo que más le gusta de ser reportero gráfico es compenetrarse en la foto. Es apasionante tratar de hacer la mejor imagen posible, buscar el mejor ángulo y encuadre a pesar del riesgo, como le ocurrió en repetidas oportunidades en 2014, durante la época de las protestas estudiantiles, en las que se encontró envuelto en los disturbios mientras tomaba fotos para el diario.

Ángel García: De la televisión a la Web

Comenzó sus actividades como reportero gráfico en la televisión, donde se enamoró de la carrera y aprendió a trabajar con las cámaras.

Laboró como camarógrafo, donde tuvo que cubrir accidentes y crímenes: “Llegar a un sitio donde está una persona fallecida y ver a la familia llorando desconsolada, a la mamá, a la esposa…son cosas que a cualquiera le parten el alma. Yo me llevaba eso a mi casa, pensaba después en los familiares, es fuerte. Pero poco a poco el reportero tiene que aprender a que eso no le afecte tanto”.

En otra ocasión, iba caminando a tomar imágenes de un tiroteo y funcionarios de la policía tuvieron que advertirle que se detuviera, pues la situación era demasiado peligrosa. Al estar concentrado en su trabajo, por unos momentos olvidó el protegerse primero a sí mismo.

Opina que la conexión periodista-reportero gráfico es muy importante, pues deben estar sincronizados en el tipo de trabajo que quieren realizar. El texto y la imagen debe concordar.

Iván Piña: 2 meses de experiencia

Pese a su corto tiempo en el área, Piña sabe que a través de la imagen se inmortaliza un evento noticioso: “Elegí fotoperiodismo porque implica estar en el lugar de los hechos. Una noticia necesita de la foto pues con ella, lo que el periodista redacta se convierte en realidad visible”.

Stiven Valecillos: Con los cinco sentidos alerta

“La redacción de una noticia puede ser impecable pero también se necesita apoyo visual”, señala Valecillos, quien también está iniciándose en el área.

Indica que para captar un momento único en una imagen, es necesario estar preparado para poder aprovechar la situación. Los cinco sentidos deben estar alerta en todo momento y hacia todas las direcciones. Hay que estar atento y tomar muchas fotos para ver cuál es el mejor material que se obtiene.

Edickson Durán: La fotografía, un estilo de vida

Edickson Durán tiene cuatro años de experiencia en la Redacción del Diario EL IMPULSO. Aquí se estrenó en esta profesión que le apasiona y a la que llegó por necesidad de un empleo. Aunque asegura que su pasión fue en un principio la música, la fotografía se le fue calando en la venas hasta tomarle el pulso a la calle con su lente y mostrar la realidad que a diario vive el país.

“Siempre me ha gustado  el arte la música lo es y la fotografía también, yo no lo veo como un trabajo sino como un estilo de vida porque hizo que me apartara de la música… es apasionante hacer una denuncia que sabes que está denunciando mi estilo de vida es ayudar se haga la foto que se haga”.

Asegura que lo que más le gusta es ayudar al prójimo es la esencia de ser un fotógrafo, porque “así como lo es redactor con su pluma,  lo es el reportero gráficos con su lente”.

El trabajo diario en ocasiones se hace difícil y hay situaciones que afectan directamente a quien captura la imagen. Durán no ha sido la excepción, y dos oportunidades le ha tocado vivir momentos de tensión y de dolor que suelen ser inolvidables, especialmente  cuando se trata de niños.

Le tocó presenciar cómo una madre dejaba a su hijo en un hogar de niños abandonados en medio de una actividad navideña. En otra ocasión, fue el Pediátrico de Barquisimeto y uno de los niños le marcó porque tan sólo con cuatro años ya “estaba condenado a morir”.

“Cómo una persona que ni siquiera ha empezado a vivir ya está destinado a morir”, dijo.

También ha sido objeto de agresión y hasta de amenaza de muerte por parte de funcionarios de seguridad cuando cubría un hecho violento en la cárcel de Uribana.

De los grandes de la fotografía como Walter Estrada y Steve MacCurry  aprendió a darle estética a la  información, eso te da un plus que hará   que la fotografía te la publiquen en primera página. “El momento lo escoges tú porque quien lo presencia eres tú, puede ser una acción, un gesto, una mirada, tu escoges la foto”.

Mostrar la verdad, la cara que muchos no quieren ver y que muy pocos quieren que se vea mostrando la historia esa es la esencia de ser reportero gráfico, informar.

En tiempos cuando los reporteros gráficos son los primeros en ser objeto de agresiones en la calle, Durán asegura que es difícil hacer el trabajo en estas condiciones, donde la polarización política está a pedir de boca.

Daniel Arrieta: Una imagen, una ayuda

Daniel Arrieta, trabaja desde hace 8 años en este rotativo. Aunque el año pasado estuvo alejado de las cámaras y de la calle por un severo problema de salud, hoy se ve recuperado y continúa haciendo la labor que tanto le apasiona, y de la que se siente orgulloso por considerar que con sus imágenes logra ayudar a quienes no tienen voz y quieren ser escuchados.

La curiosidad es una de las virtudes de esta del trabajo periodístico y eso fue lo que llevó a este padre de familia a querer conocer desde adentro cómo se trabajaba y aunque comenzó como conductor, se convirtió en miembro del Departamento de Fotografía.

Para Daniel, hacer fotografías en la fuente deportiva es de gran satisfacción. “Te hace plantearte más retos de hacer algo distinto, y a pesar de que en Deportes siempre hay la foto específica, eso no quiere decir que no seas creativo”.

La realidad le tocó de frente cuando en un  desahucio de unos terrenos vio cómo la esperanza de un niño se desvanecía y empezaba desde muy temprano a preocuparse por la vida. “Estaba haciendo una fotografía en un desalojo  me pongo por detrás de un niño que ve su casa que está en el piso… le  hago la foto y el niño se voltea y me pregunta ‘¿señor y ahora dónde vamos a dormir?’…eso me marcó, ver la necesidad tan de cerca”.

Arrieta cree firmemente que con la labor que hace junto a sus compañeros a  diario cumple con la difícil tarea de plasmar la realidad a través de una imagen, y que esa fotografía podría ser una vía, una herramienta para ayudar a solventar los problemas de otras personas.

-Un reportero gráfico tiene que ver lo que los demás no ven, debe estar atento a todo el reportero dice este es el instante para mi foto.

Juan Brito: Del Diseño a la Fotografía

Un golpe del destino permitió que Juan Brito, llevara a combinar su pasión por las artes gráficas con la fotografía. Empezó en este rotativo centenario como Diseñador y al cabo de un tiempo pasó a engrosar la lista del grupo de fotógrafos de nuestra Redacción.

“Me enamoró, siento que es mi pasión el reporterismo me ha llenado y he aprendido mucho con mis compañeros lo que es el trabajo de calle”.

La calle le dio una “bienvenida” no muy grata a este diseñador gráfico convertido en fotógrafo. A sólo pocas semanas de haber comenzado en esta nueva etapa de su vida, fue víctima de agresión el año pasado, durante un enfrentamiento entre bandos políticos en el centro de Barquisimeto, en un momento en el que los ánimos en el país estaban en un punto muy álgido.

Le arrebataron su cámara, la tarjeta y lo golpearon junto con la periodista que lo acompañaba. “Sentí rabia, dolor, una mezcla de emociones encontradas pero pensé en mi integridad física una indignación terrible cuando vi que la autoridad  no hizo nada mientras veía cómo me robaban la cámara”.

El día a día les permite a los fotógrafos  desarrollar una rutina de lo que se quiere hacer, y Brito se ha acostumbrado a ese ritmo desde hace más de un año. “Se desarrolla el ojo, sin duda,  te anticipas a las situaciones, conoces el sitio y se trata de construir una historia, el momento, la emoción, se trata de analizar el entorno para lograr una buen foto”.

Este profesional de la fotografía asegura que la labor que desarrollan forma parte  de una ayuda, un soporte para el país, donde se demuestra lo que se vive a diario, los problemas, las crisis, las penurias, las denuncias, las alegrías, los triunfos, las derrotas de quienes quieren ser escuchados.

“Somos parte de esa realidad y nuestro trabajo puede ayudar a que eso cambie porque si no estamos nosotros en el momento de contarle a la gente para que vea qué ocurre sería muy difícil… me veo como parte de poder mediar y ayudar en este contexto de país”, señala.

El profesionalismo, compromiso, dedicación, y ética a la hora de salir a la calle son la bandera de estos hombres que día a día exponen su vida por lograr llevarle a los lectores y a los televidentes lo real de la vida. Todo ello con la pasión y el amor por lo que hacen.

 Fotos: Daniel Arrieta/Luis Salazar/Anner Herrera/Juna Brito/Ángel Zambrano/Iván Piña/ Stiven Valecillos/

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios