El peor costo de expropiar los galpones lo asumirán el comercio y consumidores

Exhortar al Poder Ejecutivo a reconsiderar su medida de expropiación de los galpones de Cargill, Pepsi Cola Venezuela, Nestlé de Venezuela, Alimentos Polar, Coca-Cola Femsa ubicados en la zona industrial de La Yaguara, para construir en el sitio poco más de 100 viviendas, acordó el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), al considerar que consumidores y comerciantes asumirán el peor costo de la medida.

El organismo gremial estima que el Ejecutivo, debe haber evaluado detenidamente las implicaciones que dicho procedimiento generará en el ya maltrecho funcionamiento de los diferentes establecimientos comerciales que funcionan en la capital del país y las zonas aledañas.

Asimismo, que sopesaron las repercusiones que también provocarán en las “cada vez más limitadas alternativas que tienen los millones de consumidores del área metropolitana para satisfacer sus necesidades básicas, en un ambiente de limitado abastecimiento y sin posibilidades de que dicha situación se revierta a la brevedad, por cuanto ya es excesivo lo que las familias están pagando con la escasez, la inflación y la inseguridad”.

Para Consecomercio, es loable que el Gobierno nacional se ocupe de atender los requerimientos urbanos caraqueños en materia habitacional.

Sin embargo, paralelamente, también habría que considerar las incidencias en materia de empleo directo e indirecto, los efectos sociales en la zona donde están ubicadas las instalaciones industriales, además de la importancia de que la Capital de la República no quede desguarnecida de depósitos estratégicos de alimentos, ante la posibilidad de que se planteen contingencias como las que la ciudad ya ha vivido en diversas ocasiones.

Considera, además, que de la misma manera que el Gobierno, oportuna y acertadamente, decidió revertir su decisión relacionada con el redireccionamiento de alimentos básicos hacia su red comercial, para no provocar los efectos adversos que se generarían al dejar al comercio formal privado sin las respuestas necesarias en materia de suministro, también puede hacer otro tanto en esta oportunidad. Puede revertir esta disposición que, definitivamente, va a provocar más efectos negativos que positivos para la ciudadanía.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios