Nuevos espacios para el turismo local

Franklin Suárez Cordero | Cortesía La Nube Zona de Vuelo |

Conocer y disfrutar de todo lo que ofrece Venezuela, debería ser tarea obligada para todo el que nace en esta tierra, como expresaría Simón Díaz en una de sus tonadas más sentidas, Todo este campo es mío, mío. El Tío Simón, con sus letras y música, siempre hacia una invitación a disfrutar y vivir Venezuela.

Pues cuando hacemos nuestros los espacios, les damos vida y al hacerlo se lo estamos arrebatando de las manos a la desidia y delincuencia.

Una opción para todos los barquisimetanos y las ciudades vecinas está más cerca de lo que podemos imaginar, a una hora y veinte minutos desde Barquisimeto, esta el municipio Nirgua, estado Yaracuy, donde podrá conseguir opciones que no tienen desperdicio como: cayac, senderismo y parapente.

Hoy queremos guiarles a un vuelo libre, sin mucho aparataje, nada más el necesario.

Acompañados por la compañía La nube zona de vuelo, una empresa que desde el 2002 se ha empecinado en crear nuevas experiencias en cada vuelo, con los mayores estándares de seguridad y garantizando que la gente salga con una experiencia más cercana con la naturaleza y se reconcilie con la vida nuevamente.

Saliendo de Barquisimeto muy temprano en la mañana usted puede encontrar una carretera en buenas condiciones que le conducirá a su destino, el parque La Peña, en el sector Los Pinos de Nirgua. Pero no puede hacer este recorrido sin disfrutar del paisaje que encontrará: a su derecha saliendo de la ciudad podrá deleitarse con el valle de Cabudare bañado por una bruma que cautiva, también y como parte del paisaje están los árboles imponentes que bordean la autopista Cimarrón Andresote y las floreadas trinitarias que sirven de barrera de contención en el centro de la vía, son detalles que no puede perderse.

Subiendo hacia Nirgua entre tantas curvas se abren paso los artesanos locales, ofreciendo sus productos tallados en madera y otras artesanias locales.
Ya pasada una hora de conducir llegará a Nirgua, y podrá dejar su automóvil en la panadería principal del pueblo, donde un equipo le va a estar esperando, con una sorinsa bien marcada y toda la amiabilidad posible para guiarlos en su aventura que debe seguir desde este punto en carros cuatro por cuatro, hasta llegar al sector los Pinos del parque La Peña, y ahí vivr una aventura donde experimentara un sinfín de emociones y sensaciones.

Desde que comienza el ascenso al sector Los Pinos se pueden distinguir cambios, tanto en la vegetación como en el clima. Todo comienza a refrescar, gracias al bosque de pino que conforma este parque y llegando a la zona de despegue, se avista una loma descubierta y limpia, para arrancar su vuelo.

Después de llevar a los pasajeros hasta la zona de despegue, los pilotos se encargan de explicar detenidamente, todo lo que deben hacer antes, durante y después del vuelo, no hay detalles que se escapen, para brindar la mayor seguridad y tranquilidad a los pasajeros.

Solmaira Jiménez, quien viajó desde Paraguaná para volar en parapente por primera vez, expreso: “Libertad, es todo lo que sientes cuando despegas y dejas de sentir el suelo donde estabas segundo atrás, es libertad”. Por su parte Jaini Medina dijo: “Sientes que dejas todo ahí atrás, los problemas y preocupaciones se quedan en la loma cuando despegas y puedes disfrutar de 15 minutos sin pensar en mas nada, sino disfrutar de formar parte de la naturaleza misma”.

Las condiciones climáticas en Nirgua son ideales casi todo el año, “no importa si amanece nublado o si llovió la noche anterior, cuando vas a volar, Nirgua nunca queda mal”, dijo Sorut Mayorca piloto de parapente con más de 18 años de experiencia en vuelos.

“Cada vuelo es una experiencia y no hay nada mejor que ver la cara de los pasajero al descender después de su recorrido, es un encuentro tan cercano con la naturaleza que te deja inflado de alegría”, expreso el piloto.

La aventura de volar parapente estaría incompleta si usted no disfruta el contacto con la naturaleza y la gente que hace posible cada vuelo. Si corre con suerte, puede conseguirse con un personaje muy particular, José Rafael Ríos (El charro volador), habitante de la zona “el único que canta cuando vuela” afirmó, -le compongo al cielo, los parapentes, los vuelo, a la parte aerodinamica de volar y a cada piloto le tengo un nombre- aseguró el charro volador.

Volar siempre ha sido uno de los mayores deseos del ser humano, sentir la libertar, el viento golpear el rostro y desde que los hermanos Wright pioneros de la aviación, comenzaron sus inventos, el hombre no ha parado en idear nuevas formas de experimentar estas sensaciones.

Hacer turismo en nuestro país sin duda alguna es la mejor opción, para adueñarnos de nuestro país y asi vivirlo. El parapente entonces se convierte en una oportunidad muy cercana a percibir la sensación de libertad.

La Nube Zona de Vuelo es una propuesta ideal para hacerlo. Quienes estén interesados en soltarlo todo y experimentar la sensación de volar en parapente, pueden visitar las redes sociales, en Facebook: Sorut Mayorca o La Nube Zona de Vuelo, en Instagram y Twitter @lanubeparapente o llamar al teléfono 0414-574.70.86

Conozca más del municipio Nirgua

Nirgua es una ciudad del Estado Yaracuy ubicada en la Cordillera del Interior de nuestro país, fundada en 1624, ésta es la capital del municipio que lleva su mismo nombre. Para el año 2011, Nirgua tenía una población de 44.575 habitantes, según el último censo.

Nirgua es un municipio de mucha tradición, entre ellas están la paradura del Niño Jesús, la feria de Salom, la feria de Temerla y una de las tradiciones festivas más importantes del municipio son los carnavales turísticos Salom, que han convertido a Nirgua en ciudad turística que recibe a mas de cinco mil turistas cada año para disfrutar del desfile de carnaval.

El ambiente es muy cálido y fresco es muy escuchado de los turistas que una vez que visitan nuestro municipio no les gusta irse.

El parapente y la seguridad

El parapente es un deporte nacido a fines del siglo veinte, usa como implementos: un ala, la silla o arnés y el paracaídas de emergencia, este planeador ligero flexible, ideado por escaladores franceses que buscaban la forma de descender de las montañas que escalaban.

El parapente se ha convertido en una disciplina deportiva muy llamativa que día a día va tomando mas auge, en nuestro país.

El peso de todo el equipo, suele rondar los 25 o 30 kilos, aunque hay equipos para montaña con una masa aproximada de unos 8 kg . El piloto y ocasionalmente el pasajero de parapente estarán equipados con el equipo de seguridad obligatorio, cascos y paracaídas de emergencia y con diversos instrumentos electrónicos: variómetro o altivario, GPS y equipo de radio.

La seguridad es parte fundamental del servicio que ofrece La nube Zona de Vuelo, cada recorrido es realizado por profesionales certificados por la Federación Venezolana de Icaro y Parapente (Fdevip), para ellos no hay detalles que se escapen desde el despegue, durante el recorrido de 15 minutos, hasta llegar a tierra firme nuevamente, todo los detalles estan previstos.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios