Zulia frena a los margariteños

Rayner Olmedo | Daniel Arrieta/Archivo |
JOSE PIRELA FECHA 15/11/2015 FOTO DANIEL ARRIETA

Con dominante trabajo monticular del derecho Wilfredo Boscán y un oportuno cuadrangular del grandeliga Jose Pirela, las Águilas del Zulia le metieron freno a los Bravos de Margarita, al vencerlos por blanqueada 3-0, en el estadio Nueva Esparta de la región insular, para dejar en diez su seguidilla de victorias, amen de cortar una cadena propia de derrotas que ya iba por siete presentaciones.

Boscán lució gigante en el morrito del parque margariteño, después de aceptar solo seis indiscutibles y dejar en blanco a la encendida ofensiva de los insulares, para darle una importante bocanada de oxígenos a los suyos, que siguen en el foso de la clasificación en la segunda vuelta, con marca de 2 y 10, pero esperan que esta conquista les de el impulso anímico que necesitan para ir por mejores lugares en la tabla.

Mientras Boscán se encargó de “secar” a los bateadores del actual líder del campeonato (récord de 10 y 2), Pirela, fiel a su estatus, emergió como faro de luz en ofensiva, con un jonrón y un doble en cuatro turnos, además de una empujada. Al Zulia, que sigue sin poder carburar un inning grande, le bastó con seis hits para llevarse el duelo y evitar la barrida en la perla del caribe.

Boscán (1-2) se llevó la mejor parte del pastel en un interesante duelo de pitcheo con Sergio Pérez, quien completó siete capítulos de labor, con solo un par de carreras concedidas, pero no le alcanzó y terminó derrotado (1 y 3).

Zulia le fabricó la primera de sus rayitas a Pérez en el mismo primer acto y luego de dos hombres fuera. Tras globo al centro de Alí Castillo, Alex Romero sonó sencillo y Pirela lo siguió con tubey, mientras que luego Mark Minicozzi negoció pasaporte para plenar las almohadillas. Parecía un inning grande, pero David Adams a duras penas conectó un rodado por segunda que, si bien le sirvió para empujar a Romero, mató el episodio, con Minicozzi forzado en la intermedia, antes de que Parejo entregase el tercer out.

El careo, matizado por el buen trabajo de los abridores Boscán y Pérez, se mantuvo por la mínima diferencia hasta el sexto capítulo, cuando Pirela apareció en el plato para mandar la bola hacia las gradas y aumentar la diferencia a 2-0.

Pérez siguió una entrada más en el montículo a la espera de una reacción que nunca llegó, mientras que Boscán cerró con nota alta su trabajo en el séptimo, al retirar a los tres últimos hombres que enfrentó (Díaz, Rodríguez y Durán), luego de un petardo al centro de Valera.

Con diferencia de dos carreras a su favor, quedó en manos del relevo la tarea de preservar la ventaja, objetivo que fue cumplido por los cuatro brazos que utilizó Orlando Muñoz, el manager interino, tras la marcha de Boscán. Quirarte, Araujo y León sacaron un out cada uno en el octavo episodio, antes de entregarle la pelota al bigleaguer Silvino Bracho para que retirase por la vía rápida el noveno y sellar el salvado, su segundo de la campaña.

A esa altura del compromiso, Zulia ya había hecho su tercera y última rayita, en el noveno, con un elevado de sacrificio de Juan Graterol que impulsó en pisa y corre al emergente

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios