Santa Rosalía sale a la calle por gas

María F. Peñalver/Foto: Iván Piña |

Por casi cuatro horas estuvo cerrada la Avenida Florencio Jiménez, cuando los habitantes del sector Santa Rosalía decidieron salir a la calle con bombona en mano para exigir ser surtidos con el servicio con el cual desde hace tres  semanas no cuentan.

“Se tenía un convenio con las comunas y este se cumplió solo por un tiempo, funcionaba muy bien, cada semana venía el gas, pero desde hace cuatro meses comenzó a fallar y ya han pasado tres semanas desde la última vez que vino el gas”, aseguró Aracelis Salazar, habitante de Santa Rosalía.

Los afectados expresaron su molestia al tener que tomar ese tipo de medidas, asegurando que de no realizar ese cierre no serían tomados en cuenta. Señalaron no ser los únicos que han pasado por la situación de no tener el servicio de gas doméstico, por lo que comunidades cercanas se unieron a la protesta que se realizó de forma pacífica.

Comprando comida ya hecha o cocinando a leña han permanecido las más de 200 familias que se han visto afectadas, resaltando que “ni la lluvia ha estado de su lado”, pues las precipitaciones de los últimos días han causado que la leña se moje y no puedan cocinar. Para los vecinos es un retroceso el hecho de tener que hacer sus alimentos de esa forma, señalando que además hay niños asmáticos en el sector que los afecta el olor, por lo cual no es una solución que beneficie a nadie. Durante las horas de espera  efectivos de la GNB, PNB y Policía del estado Lara hicieron acto de presencia en el lugar para controlar la protesta, así como el gran tráfico que se generó por la tranca iniciada a las ocho de la mañana.

Resuelven

Luego de cuatro horas con la vía, un camión de ServiGas se aproximó al lugar de la protesta, sin embargo los vecinos no lo recibieron, pues esperaban que llegara junto al de Gas Comunal para así resolver la situación de todos los afectados y no solo de unos pocos. Los repartidores de ServiGas se devolvieron para minutos más tarde regresar junto al otro camión solicitado, lo que generó grandes colas para el cambio de las bombonas.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios