Positivo que militares vuelvan a cuarteles

Hugo J. Boscán/Foto: Archivo |

La decisión del presidente Nicolás Maduro de retirar a militares de los cargos que ocupan en su Gobierno para que retornen a sus funciones normales en los cuarteles, fue bien recibida por diferentes sectores del país.

“Restituir a los militares a sus servicios en la Fuerza Armada Nacional es una medida muy sana que debió haberse tomado hace tiempo”, considera el coronel en situación de retiro Juan López Cordero.

Explica que la Fuerza Armada, como reza la Constitución Nacional, es una institución apolítica, no socialista, ni del PSUV o algún partido político porque desvirtúa sus funciones originales.

Destacó el reconocimiento que toda la sociedad venezolana le dio por su labor durante los recientes comicios cuando actuó de manera institucional, imparcial, como debe ser.

Además, el coronel López Cordero aclaró que la Fuerza Armada, pese a que algunos de sus integrantes han formado parte del Gobierno, no es responsable de los errores que el mismo ha cometido.

“La Fuerza Armada sólo ha cumplido con su deber de obedecer a su comandante en jefe que es el Presidente de la República, pero es una obediencia innata, no por razones políticas”, enfatizó.

También afirmó que en la institución una gran mayoría no ha estado de acuerdo con lo que está ocurriendo en el país, aún cuando algunos formen parte del gobierno.

“Gracias a Dios y al pueblo venezolano, el domingo 6 quedó bien claro lo que quiere y los militares cumplieron con su parte en que todo se desarrollara de manera pacífica, como debe ser en todo país democrático”, expresó.

Irrespeto a la Constitución

Para el abogado y profesor universitario José Gregorio Zaa, aunque tardía, la decisión del presidente Maduro es bien recibida porque con la incorporación de militares al gobierno civil se venía irrespetando el artículo 328 de la Constitución Bolivariana de Venezuela.

Dijo que ese artículo establece claramente que la Fuerza Armada debe ser estrictamente apolítica, no afecta a ninguna tendencia partidista.

“Durante los últimos años ha venido siendo utilizada de manera inconstitucional, desvirtuando su esencia, lo que ha originado el rechazo del mundo civil que siempre le había generado respeto”, manifestó el profesional del derecho.

Pero aclaró que esa no ha sido una iniciativa del actual mandatario sino que comenzó con su antecesor, cuando hizo nombramientos de militares para cargos públicos civiles.

Se pudo conocer que durante el mandato del presidente Hugo Chávez, 1.614 cargos civiles fueron ocupados por militares y en el de Nicolás Maduro la cifra asciende a 368, de acuerdo a una investigación adelantada por el sociólogo Eduardo Guzmán Pérez, publicada en el diario ABC de España.

Considera necesario reivindicar el texto constitucional, lo que espera ocurra con la decisión presidencial de ordenar el retorno a los cuarteles a los militares que ocupan posiciones en su gobierno, desde ministerios hasta otros organismos.

Hasta ahora la decisión presidencial sólo alcanza a los militares activos de la Fuerza Armada, pero el abogado José Gregorio Zaa considera necesario que alcance también a los que se encuentran en situación de retiro pues, como los anteriores, en su mayoría no están preparados para gerenciar.

Citó el caso de Luis Reyes Reyes, presidente de Corpolara, “una gobernación paralela que maneja millones y millones sin ningún control”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios