“Este caso no lo pueden haber manejado unos sargentos”

Karina Peraza Rodríguez |  Archivo |

“Venezuela se ha convertido en el puerto, mejor dicho, en el aeropuerto de salida de la droga hacia Norteamérica, Europa, Asia y África, y este caso muestra la magnitud que tienen esas redes”, destaca Roberto Briceño León, sociólogo y director del Observatorio Venezolano de la Violencia, en referencia a la incautación de un alijo de 359.62 kilos de cocaína pura, distribuida en 349 paquetes dentro de tres maletas y dos bultos que llegaron al Aeropuerto Internacional de República Dominicana, en donde fueron detenidos cuatro tripulantes de una avioneta y un hombre más que esperaba en el lugar. Todos venezolanos.

Cabe destacar que al hacerse de conocimiento la noticia en Venezuela se generaron otras detenciones, específicamente a cinco sargentos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y tres empleados de seguridad aeroportuaria. Las mismas fueron realizadas en Barquisimeto, porque la aeronave Cessna 404 siglas YV2708 habría despegado desde el Aeropuerto Internacional Jacinto Lara, el jueves 24 de marzo.

Briceño León explica que “el trasporte de este tipo de alijos no es posible que lo hagan unos simples sargentos, o personas comunes, porque no se está hablando de una panela, ni de una persona que lleva droga en el estómago. Se está en presencia de cantidades representativas en donde se tiene que tomar en cuenta varios factores, entre ellos que debe existir un gran manejo de capital que solamente puede hacerse con altos niveles de organización”.

Lo segundo que llama la atención, según el especialista es que la aeronave no sale de una pista clandestina, es decir que tiene que haber vínculos con el poder, muy importantes que permitan ese tipo de transito por el país. “Es una droga que tiene mecanismos para haber llegado, tiene que haber sido almacenada y que luego sale de un aeropuerto oficial”, reitera Briceño León.

Reitera que este es un caso que no puede ser manejado por sargentos, a quienes están inculpando como “chivos expiatorios”, comparando el caso con la detención de un telegrafista en el régimen de Juan Vicente Gómez y la detención del Chino de Recadi con el Gobierno de Jaime Lusinchi.

Son once detenidos en Lara

Cinco funcionarios de la GNB han sido detenidos: el sargento superior Franklin Pérez Peña (50), el sargento mayor Onésimo Romero Hernández (34) y el sargento primero Roberto Sivira Fernández (25) fueron los primeros aprehendidos. El procedimiento fue practicado el sábado 26 de marzo, posteriormente se tomaron declaraciones a trabajadores del aeropuerto y dejaron privado de libertad al señor José Hernández Rodríguez (62), vigilante del Aeroclub, y a Nelson Peraza Sira (32) y Eduard Lucena Rivero (30), adscritos al departamento de Seguridad Aeroportuaria, quienes están en las máquinas de rayos X del aeropuerto. Los últimos mencionados fueron aprehendidos el fin de semana y presentados la tarde del miércoles ante los tribunales larenses y se llevaron a cabo dos detenciones más en contra de los sargentos primero y segundo Darwin Sanoja Rodríguez (27) y Rolan Torrealba Silva (22). Este primero de abril se registraron otras detenciones en contra del detective jefe de la Policía Internacional (Interpol) Eliecer García Torrealba (42), quien se desempeñaba como jefe del departamento, además de un civil identificado como: Juan Lanz Díaz (33).

Según el Ministerio Público el empresario Pablo Cárdenas (45), sería quien financió el tráfico de la cocaína. Serían un total once detenidos, seis funcionarios y cinco civiles.

A los castrenses les fue imputado tráfico ilícito agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, y asociación para delinquir, según informó el Ministerio Público a través de su portal web. Los últimos tres aprehendidos serán presentados ante los tribunales larenses en las próximas horas.

Los fiscales 3ª nacional auxiliar y 11° del estado Lara, Marifer Arrechedera y José Ramón Fernández, están en la investigación del caso. Yasira Barazarte, juez de Control 3, ha dictado las medidas privativas de libertad a los detenidos, quienes permanecerán recluidos en la sede del Comando Antidrogas de la GNB, en Barquisimeto. El juzgado ordenó incautación de bienes e inmovilización de cuentas bancarias de los privados de libertad.

Aparentemente fue librada una orden de captura contra una persona de apellido Cárdenas y se desconoce si es personal de aeropuerto o funcionario.

En República Dominicana detuvieron el 24 de marzo a Carlos Justiniano Núñez (55), piloto del avioneta; Jorge Henríquez Villalba (44), copiloto; y los pasajeros Gregory José Frías Urbina y Gerardo Antonio Díaz Barroso, de 23 años y 38 años, respectivamente, y a un quinto venezolano identificado como Jean Carlos Díaz, de 35 años, encargado de trasladar en un vehículo a los implicados.

Este jueves 31 de marzo los cinco detenidos en República Dominicana fueron incluidos a la Interpol con alerta roja como solicitados por el Gobierno venezolano, por tráfico de droga y asociación para delinquir.

La droga no salió de Barquisimeto

Leonardo Pereira y Ramón Pérez Linárez, ex juez, y abogados de alta trayectoria, son los defensores de dos de los castrenses inicialmente detenidos, el sargento superior Franklin Pérez Peña (50) y el sargento primero Roberto Sivira Fernández (25).

“No la hubo, no la hay y sin prueba de orientación que indicara que estamos en presencia de droga, se está deteniendo a estas personas de una manera arbitraria, injusta, violentándose principios y garantías contemplados en la carta política fundamental, contempladas en el Código Orgánico Procesal Penal, en los tratados, en los convenios y acuerdos internacionales”, explica Pereira, a la par que manifiesta que no le han dado copia del expediente. Tuvieron acceso al mismo el día de la audiencia en tribunales.

El abogado manifiesta que la juez ordenó la incautación de bienes y cuando fueron a hacer los allanamientos se dieron cuenta de que son pobres, humildes, no tienen casa propia ni grandes cuentas bancarias. “Si estuviesen ligados al narcotráfico ellos vivirían en mansiones; por lo menos tendrían carros de lujo, grandes cuentas bancarias”, dice Pereira.

“Esa es una decisión que ya estaba tomada, es una decisión política. Desde el punto de vista jurídico y procesal no se podía dictar una medida privativa de libertad a unas personas imputándole el delito de narcotráfico sin la existencia de una prueba. Tenían que quedar detenidas estas personas para tapar este escándalo. Esa droga no salió del Aeropuerto Jacinto Lara, esa aeronave tuvo necesariamente que haberse desviado”, asegura Pereira.

Según explica Pérez Linárez, el jueves 24 de marzo la avioneta siglas YV2708 terminó saliendo a las 7:30 a.m., aproximadamente, aunque una foto de una planilla a la que llaman “general” revela que debieron salir a las 6:45 a.m. La hora total del vuelo son dos horas y 20 minutos. Debieron haber llegado a las 10 a.m. y lo hicieron antes de mediodía.

Según tuvieron conocimiento no hubo mal tiempo, por lo que existe un lapso de una hora e que no se sabe dónde estaba la avioneta. Es por ello que presumen que fue cargada en otra parte.

Investigación apresurada

El abogado Pereira manifiesta que hasta ahora se están guiando por las redes sociales y los medios de comunicación, porque el expediente no tiene prueba alguna de que la incautación del alijo existiera.

Según explica un piloto que no quiso revelar su identidad, lo primero que realiza el piloto es el plan de vuelo, que contiene las características de la aeronave, aeropuerto del cual está despegando, se debe colocar uno alterno y el destino final. Así mismo anota el tiempo de vuelo, el tiempo estimado de la ruta y cuál es la misma; posteriormente se pasa a torre control, que autoriza la salida.

Se llena la planilla “general” con los datos de los tripulantes y de la aeronave, se pasa a Migración e Interpool, allí son chequeados piloto y copiloto y sus tripulantes. Todo esto se lleva a cabo en el Aeropuerto Internacional Jacinto Lara. A su vez se van pasando las maletas por los detectores de metales y rayos X en Seguridad Aeroportuaria. Allí estaban de guardia ese día Peraza Sira y Lucena Rivero. Además en ese momento están presentes varios castrense y uno con el perro, quien hace el primer olfateo de las maletas.

Una vez que se chequea que todo está bien se colocan los sellos de las maletas y proceden a irse a la aeronave en compañía de funcionarios de la GNB y una seguridad aeroportuaria, en donde se hace la revisión completa de la avioneta.

Los abogados defensores manejan información de testigos de que no hubo regularidad alguna en la revisión. Los especialistas señalan que existen muchos vacíos e inconsistencias en la investigación.

El sargento superior Pérez Peña era la persona de mayor rango, porque casualmente el mayor y el capitán estaban de permiso, asumiendo el papel de jefe. Al saber de la salida del vuelo privado internacional se mandó a realizar la inspección de la aeronave a la que acudió el sargento primero Roberto Sivira Fernández. Como guía can llevaba a un labrador llamado Chocolate, aunque tenía asignada a una perra de nombre Nella, pero desde hace un mes está de reposo, porque está embarazada.

Según comenta el abogado defensor, el uniformado cumplió cabalmente con llevar al perro, que olfateó todas las maletas y la aeronave. Existen evidencias grabadas de ese día y se observa al canino tranquilo, calmado, quieto, cuando estos animales están entrenados para olfatear droga y al momento de percibirla se ponen locos, nerviosos, rasguñan el sitio y huelen con desesperación.

Así mismo comentan los asesores que se embarcaron tres morrales y en República Dominicana están apareciendo además maletas. Manifiestan que una empleada de la empresa Tenerife que se encarga de supervisar la revisión fue llamada a declarar y ella manifiesta que todo estaba en orden. Otro de los detalles es el peso de la maleta. La carretilla utilizada para trasladarlas hasta la aeronave no puede con el peso de la supuesta droga que fue incautada, que fueron 359 kilos. “Es imposible que la carretilla pudiera sostener ese peso de la droga”, dice Pereira.

Trascendió que el sargento superior al enterarse de la noticia el viernes 25 se sintió responsable porque es su trabajo y le entregó a su jefe superior su celular. Enseguida pidió que lo investigarán, consciente de su plena inocencia.

“Ahora el funcionario de mayor rango es torturado psicológicamente, sus jefes han pretendido obligarlo a admitir hechos que nunca ha cometido, ni participado”, advirtió el abogado defensor.

Indicó que este lunes solicitarán a la Fiscalía una serie de experticias claves para confirmar la inocencia de sus defendidos y además introducirán un recurso de apelación de autos, porque no están de acuerdo con la medida privativa, debido a que no existe evidencia alguna.

Datos

• A los cinco venezolanos detenidos en República Dominicana se le dio la libertad pura y simple.

• El periodista y miembro del Observatorio Venezolano del Crimen Organizado, Javier Mayorca, reveló que la aeronave Cessna 404 siglas YV2708 hacía frecuentes vuelos a Surinam y que las autoridades dominicanas investigan una posible conexión de los aprehendidos con grupos del África Occidental.

• Mayorca aseguró que el piloto capturado en el país caribeño también estuvo implicado en el traslado a Guinea de 500 kilogramos de cocaína junto a Carmelo Vásquez (caso Walid Makled).

• Otro de los presos por vuelo con drogas a Dominicana, Jorge Henríquez Villalba, sobrevivió a caída de un vuelo sospechoso en Boca Aroa, estado Falcón, alertó.

• En noviembre del 2015, Venezuela se ubica en la lista de los 22 países con mayor tránsito de drogas y entre las tres naciones que no cumplieron con los acuerdos internacionales de lucha contra las drogas, según el informe anual de Estrategia Internacional para el Control de Narcóticos, presentado por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

• Venezuela es una de las rutas favoritas para el tráfico de drogas ilícitas procedentes de América del Sur hacia la región del Caribe, Centroamérica, Estados Unidos, África Occidental y Europa, debido a su frontera occidental con Colombia, al débil sistema judicial, la poca cooperación internacional contra el narcotráfico y ambiente permisivo y corrupto, dice el documento del Departamento de Estado.

• 25 % de la cocaína que transita por Venezuela va a Estados Unidos y en ocasiones luego a Europa, según el ex funcionario de la DEA, Michael Vigil.

• Aproximadamente 110.05 toneladas métricas de cocaína pasan por Venezuela anualmente.

• El subsecretario de Estado para Asuntos Antinarcóticos de los Estados Unidos, William Brownfield, asegura que los narcotraficantes usan a Venezuela como una ruta segura para el tráfico de estupefacientes. De acuerdo con sus estimaciones, más de la mitad de productos ilícitos de Colombia pasan por territorio Venezolano.

Silencio gubernamental

“Sorprende mucho el silencio en estos casos, porque uno no sabe si en ese silencio hay un cuido político de no querer hacer más escándalos, de no querer dar más respuesta, uno no sabe si detrás de eso hay un deseo de no mostrar al país esa realidad terrible”, comenta Roberto Briceño León, director del Observatorio Venezolano de Violencia. Ya hay un indicador del nivel de penetración de la droga y de vinculación que se tiene que tener con el poder, manifiesta León.

Cabe destacar que en el país ningún Ministro ha hablado al respecto sobre la incautación de la avioneta en República Dominicana, la información que se ha obtenido de forma oficial sobre las detenciones en realizadas en Lara, ha sido a través del portal web del Ministerio Público.

Por otra parte, Guillermo Palacios, diputado del Parlatino, propuso a la Comisión de Política Interior de la Asamblea Nacional (AN) que se profundice la investigación de la incautación de más de 300 kilos de droga en el Aeropuerto Internacional La Romana en República Dominicana.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios