Incendios forestales provocan la calima (Fotos)

Diana B. Moreno H. / Fotos: Edickson Durán |

Para el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inameh), ente adscrito al Ministerio para Ecosocialismo y Aguas el fenómeno de calima, típico en esta época del año , se ha observado en la Regiones Central y Centro Occidental, situación acentuada ante los vientos en la superficie que arrastran el polvo generado por los incendios forestales.

Precisamente, había indicado la nota de prensa de la institución que el fenómeno se manifiesta en la gran concentración de polvo en suspensión en la atmósfera y la población lo percibe a través del olor a humo. La estimación es que el mismo se extenderá hasta el periodo lluvioso.

Ahora bien, el primer comandante del Cuerpo de Bomberos de Iribarren, Edinson López, expresó que los efectivos se mantienen cada vez en mayor estado de alerta, ante la arremetida de las condiciones climáticas de sequía.

Muestra de ello es que se ha elevado a 42 grados la temperatura durante este año, por unos 38 grados la temperatura máxima el pasado año, lo cual facilita el desarrollo de incendios forestales.

Recordó que en el 2015 la experiencia de un incendio en el parque nacional Terepaima (bastante recurrente), pasó por el desplazamiento de la masa de humo (calima) ante la quema de material sólido combustible.

“Para que se genere esa nube de humo tóxico debe incendiarse una importante extensión, que como muchos saben son a su vez ocasionados por la quema de vertederos y tala de árboles”.

Aclaró ante cualquier duda que desde la ciudad de Caracas no puede extenderse la calima a otras regiones y expresó que, por ejemplo, sólo se puede replicar el fenómeno si en el propio estado Lara están dadas las condiciones (incendios) para ello.

Entre los espacios más proclives a estos incidentes enumeró  las áreas montañosas del parque nacional Terepaima, el sector Bosque Macuto y las inmediaciones del distribuidor Jirahara.

Respecto a la activación del Cuerpo de bomberos para atender estos casos, el primer comandante mencionó que en esta unidad opera el comando unificado de incendios forestales coordinado por el antiguo ministerio para el ambiente, Protección Civil nacional y regional además del grupo de rescate de los Bomberos.

La acción de combate

Los combates (de incendios) se hacen desde las áreas ya quemadas y luego las no quemadas, comienza por explicar el bombero Diego Urdaneta, experto en incendios forestales, tras enumerar los factores de riesgo y dificultades a la hora de controlar situaciones adversas que posteriormente contaminan el ambiente con la calima.

Definió a los incendios forestales como fuegos no programados o no controlados que se propagan con la vegetación. La misma presenta la acción de la combustión y el oxígeno. Las facilidades de combatirlo dependerán del terreno.

“En Barquisimeto hay mucha variedad en la brisa y es un factor importante para controlar los incendios, por ejemplo, en el Bosque macuto, son ráfagas de viento de 27 kilómetros por hora. Los efectos de un incendio  en esta zona pueden extenderse a otras áreas del estado Lara e incluso a Acarigua”.

Al comparar el Distrito Capital donde el efecto de calima ha sido palpable con relación el  estado Lara donde se ha notado aunque en menor medida, indicó que todos los incendios forestales son iguales, sin embargo, en Caracas “hay vegetación que no ha sido explotada, en esta temporada el fenómeno del niño es mucho más fuerte y se da el efecto del cinturón térmico donde el humo se concentra y se convierte en calima por el mismo vapor”.

Señaló que en el caso del estado Lara, “todo el humo producto de los incendios ocurridos en los estados Yaracuy y Portuguesa se desplaza para acá, porque los vientos después de las 4:00 pm corren en sentido este-oeste”.

Debilidades

Las debilidades que pueden presentar los efectivos bomberiles para intervenir en el control de incendios se basa en los equipos que debe utilizar para las unidades especiales.

“Nuestras unidades son fundamentalmente urbanas”, comentó López al explicar que no son forestales porque para ello necesitan, entre otras cosas helicópteros especiales, por lo tanto no hay facilidades para el acceso a los lugares donde se debe atacar el fuego, haciendo muy riesgosa la actividad.

“En Venezuela no hay las aeronaves acordes para el combate forestal. En todo caso las herramientas básicas son las que se utilizan. Este trabajo se hace con las uñas porque no es sólo agua y manguera como muchos pueden pensar”, expresaron.

Igualmente entre las herramientas de sofocación son importantes la bomba de espalda (cuentan con sólo una) la cual carga aproximadamente 18 litros de agua que se debe recargar constantemente.

Se les consultó con relación a la falta de agua que hay en Lara, producto de la sequía, lo cual es también básico a ser utilizado para sofocar las llamas por lo cual expresaron que tienen un reservorio de agua y también se abastecen del llenadero de la ciudad aún con bastantes limitaciones por el déficit del vital líquido en las principales fuentes hídricas.

En algunos casos solicitan la mancomunidad de otros cuerpos de bomberos para atender emergencias.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios