Colas y conflictos se vuelven rutinarios

-

- Publicidad -

La repartición de los números en la Feria de Consumo Familiar de Cecosesola de Las Trinitarias generó todo un alboroto la mañana de este jueves cuando los usuarios se organizaban para recibir un número y poder adquirir uno que otro producto regulado hoy viernes.

Como es sabido, la cooperativa entrega entre 2.500 y 3.000 números los días jueves desde las 5:00 de la mañana para que las personas puedan comprar los viernes, acción que también se repite el quinto día de la semana para conseguir algún artículo a precio controlado los sábados.

- Publicidad -

Cuando el equipo reporteril de EL IMPULSO se acercó para conocer detalles de lo ocurrido, el confuso episodio había cesado; al parecer, los cuerpos de seguridad pudieron controlar la situación a tiempo y a las 9:00 de la mañana se repartían los tickets con normalidad.

Según los consumidores, el caos se presenta regularmente entre las 5:00 y 7:00 de la mañana, cuando algunas personas intentan colearse y atropellar a quienes se presentaron en el sitio desde el día miércoles en la tarde para poder obtener un número.

“Muchos son bachaqueros, personas que apartan puestos o revenden números”, comentó una señora que vino de Yaritagua.

- Publicidad -

La actitud de estos grupos suele ser intimidatoria, agregaron otros.

Por tal razón, a la hora de entregar los números, los trabajadores de Cecosesola requieren de la presencia de efectivos de la Guardia Nacional, Policía Municipal y Policía del estado Lara.

Se conoció que a la cooperativa llegan personas de todo el estado Lara, Yaracuy, Valencia, Maracay, San Carlos, Anzoátegui, Maturín y Amazonas.

Estos consumidores se organizan y trasladan en autobuses. Los de las ciudades vecinas llegan el miércoles en la tarde, reciben su número el jueves y se van para regresar el viernes.

Aquellas personas que residen en zonas más lejanas se quedan hasta el viernes, luego de comprar los ansiados productos regulados.

“No tenemos opción. Aquí se consigue más. Para oriente la cosa está más difícil, dijo Zulay Tovar.

“Madrugamos, viajamos, pernoctamos, dormimos en los autobuses, hacemos un sacrificio porque el salario mínimo alcanza es para comprar alimentos regulados”, argumentó Carlos Heredia, quien vino de Yaritagua.

Normal

Uno de los trabajadores de Cecosesola, quien prefirió reservar su identidad, contó que los alborotos son rutinarios, normales.

“La gente siempre se molesta, grita, forman conflictos, otros se quieren colear, se pelean, se empujan, a veces pueden llegar a los golpes, por eso les pedimos apoyo a todos los cuerpos de seguridad del estado, para que pongan orden porque sabemos que ante la desesperación cualquier cosa puede suceder. Esto no debe extrañar a nadie, ni las colas ni los desórdenes”.

Ayer se formó el despelote porque la gente no quería organizarse. Hay situaciones irregulares con los bachaqueros y personas que revenden los números, dijo.

El trabajador garantizó que en la cooperativa no permiten listas, la gente se debe organizar por orden de llegada y por su cuenta.

“El número es para organizarse en la cola, no garantizamos el abastecimiento porque no sabemos qué productos nos van a llegar. Comenzamos a vender a las 5:45 de la mañana, los viernes y los sábados”, apuntó.

Por otra parte, se conoció que los números los revenden desde  400 bolívares.

Otro hecho que mencionó el trabajador es que últimamente las colas son más largas y los productos son menos.

Para hoy viernes apenas sabían de aceite regulado y arroz a nuevo precio. De los otros rubros controlados no habían recibido nada.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

VIDEO | Los5IMP: Desechos sólidos contaminan quebradas de Barquisimeto y Cabudare #16Abr

En un recorrido realizado por el municipio Iribarren y Palavecino, el equipo periodístico de El Impulso constató la situación actual de las quebradas, de cara a la temporada de lluvias.
- Publicidad -
- Publicidad -