Discordia por la compra de pollo regulado en Proagro

Angélica Romero Navas | Foto: Karen Paradas |
[email protected]

La empresa Protinal Proagro C.A. ofrece el kilo de pollo en 60 bolívares a las comunidades organizadas de la parroquia Santa Rosa. Cada cabeza de familia tiene la oportunidad de comprar dos pollos semanalmente, en total 800 números son repartidos entre las familias de la parroquia.

El pasado jueves se presentó un altercado en una asamblea que realizaron los vecinos del Consejo Comunal Casitas Pueblo Abajo de Santa Rosa, porque algunos vecinos no estaban de acuerdo en incluir a 30 familias de Veragacha y Chorobobo que hasta entonces no tenían la opción de comprar en dicha empresa.

“Nosotros luchamos para que se incluyeran a esas 30 familias que también necesitan y pertenecen a Santa Rosa, pero cuatro o cinco personas quisieron embochinchar el orden, no querían darle oportunidad para que compraran pero después de un rato pudimos mediar”, aseguró Esmeralda Ramos, encargada de hacer las listas para comprar el pollo.

Ramos dijo que la gente estaba molesta porque alegaban que ellos no tenían derecho de comprar allí, pero finalmente “se hizo lo justo”.

Indicó que la empresa privada se ha mostrado colaboradora con la comunidad organizada. Los lunes y jueves ofrece 150 números mientras que martes y miércoles reparten 250.

“Defendemos la empresa porque nos toman en cuenta, ellos deberían vender sólo al mayor pero piensan en nuestro bienestar. Es verdad que muchos quedan por fuera pero es porque no hay más”, resaltó la vocera del consejo comunal.

Además de pollo, la empresa Proagro ofrece boloña y salchicha. El señor José Meza llegó a la cola a las 7:30 de la mañana luego de haberse anotado en la lista un día antes, compró dos pollos y pagó 150 bolívares. “Por ahí lo venden muy caro, yo tengo mucho tiempo comprando aquí y no he tenido ningún problema, siempre hay un grupito que quiere dañar todo pero hoy estuvo normal”, resaltó.

Para adquirir el producto regulado, los habitantes se forman en la cola dos días antes en la cancha de la comunidad, se marcan el antebrazo con un número y al día siguiente a las 3:00 de la tarde, la comisión organizadora reparte un ticket por persona, que garantiza la oportunidad de comprar el día después.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios