Comerciantes de la calle 42 prefieren obra de Fruto Vivas

Angélica Romero Navas | Foto: Iván Piña |

Los 400 trabajadores informales que fueron desalojados de la calle 42 por el plan de recuperación de espacios públicos que lleva a cabo la Alcaldía de Iribarren, piden al alcalde Alfredo Ramos acceder a una conversación para plantearle un nuevo proyecto de reubicación, de la mano del arquitecto Fruto Vivas.

La construcción estaría ubicada entre la avenida Rómulo Gallegos (calle 42) y avenida Pedro León Torres, mismo espacio que fue demarcado por la alcaldía para avanzar en la construcción de un centro comercial. Sin embargo, aseguran los comerciantes que “no quieren gallineros” sino una construcción cómoda, que embellezca a la ciudad y sea llamativa para los consumidores.

La obra planteada por Fruto Vivas es un centro constituido por seis módulos de edificación metálica, de tres niveles, el primero de ellos libre para cafetería y telecajeros.

Los siguientes dos niveles ideados para los 480 puestos de los comerciantes, un jardín central para ventilación, techos de teja, módulos de servicio, de seguridad, escaleras, baños y cuartos de basura.

Explicó que será una estructura liviana, fácil de montar, que puede ser producida en Sidetur y armada por los mismos trabajadores.

Vivas proyecta bajo su experiencia que el centro comercial estaría listo en seis meses.

También se tiene planteado el tema del embellecimiento del cementerio aledaño y recuperar el entorno. Este proyecto todavía no ha sido aprobado, tampoco se tocó el tema de costos.

Henri Zabaleta, representante de los afectados, pidió al alcalde un lapso de consideración y otorgarle un permiso para trabajar, quizás en toldos provisorios, mientras se concreta la reubicación.

“Tenemos 44 días sin trabajar, nuestros hijos no están asistiendo a la escuela porque no tenemos dinero para comprarles comida, ni para los pasajes, es una situación muy difícil, le pedimos consideración”.

Ayer se reunieron con Elba Yris Rodil, defensora del pueblo y Jhonny Colmanares, vicepresidente del Consejo Legislativo del estado Lara, a quienes le solicitaron acompañamiento y respaldo al derecho al trabajo.

Colmenares dijo que no se opone a la recuperación de espacios públicos pero entiende la situación de los comerciantes, por lo que espera que el proyecto con el arquitecto Fruto Vivas, pronto sea una realidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios