Juan Ruiz soporta los ataques y queda a un paso del título

Carlos José Méndez |

El pedalista Juan Ruiz resistió con criterio y propiedad los ataques de sus rivales en la sexta y penúltima etapa de la Vuelta a Trujillo para sostener la camiseta de líder y quedar a un paso de llevarse la corona, a falta de la jornada de cierre este martes.

Ruiz, del equipo Gobernación de Trujillo, entró tercero en la porción del lunes, de enorme exigencia y catalogada como la jornada reina por la dureza de los últimos kilómetros, pero hizo un buen negocio, al ingresar sin pérdida de tiempo en la meta, toda vez que marcó el mismo crono de Roniel Campos, vencedor de la fracción con registro de 2 horas, 56 minutos y 42 segundos.

El trujillano, que defendió su condición de puntero por tercer día consecutivo, respondió bien ante las exigencias que le planteó el dúo formado por Campos y Anderson Paredes, ambos fichas del elenco Gobernación de Yaracuy y que en esfuerzo conjunto trataron de mermar las fuerzas del casaca amarilla, sin lograr el objetivo.

Campos se quedó con la etapa, pero Ruiz atrapó el premio mayor, al sostener el liderato y mantener la ventaja sobre sus inmediatos rivales en la general individual.

La fracción fue de 102 kilómetros, un trayecto corto, pero de ascenso puro en la parte final, con cierre en premio de primera categoría. A la par de la escena central de la etapa, la lucha librada por la yunta Campos-Paredes con Ruiz, vale destacar el buen desempeño del larense Pedro Gutiérrez, del equipo Lotería del Táchira, al ingresar noveno en la porción y ganar casillas en la tabla principal.

Ruiz continúa como mandamás con tiempo acumulado de 18 horas, 29 minutos y 36 segundos, delante de Paredes, que está a ocho segundos, y Campos, que se ubica a 26. Gutiérrez aparece sexto a minuto y medio de diferencia.
La carrera trujillana, preámbulo de la Vuelta a Venezuela que inicia este viernes, finaliza este martes con un circuito de 107 kilómetros en el Valle de Motatán, un trazado que en lo absoluto significa un paseo de campeón, porque es en terreno quebrado y es propicio para ataques.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios