Retraso en las obras del tren Barquisimeto-Puerto Cabello

Hugo J. Boscán | Fotos: Iván Piña |

La recuperación del sistema Ferroviario Centroccidental Simón Bolívar, que comprende el tramo Puerto Cabello-Barquisimeto, de 285,2 kilómetros, tiene quince años de atraso, además de que durante el proceso se han registrado serias irregularidades que, pese a haberse denunciado en la Fiscalía General de la República, no se han investigado.

Lo denunció Guillermo Palacios, diputado por Lara a la Asamblea Nacional, quien califica esa obra como otra “chupadólares” del Gobierno Nacional, al igual que el Sistema Hidráulico Yacambú-Quíbor.

Manifestó el parlamentario que en el 2005 introdujeron la denuncia en la FGR por el presunto delito de corrupción, cuando el mismo alcanzaban la cantidad de 40 millardos de bolívares.

Recordó que el Estado perdió esa cantidad por retrasos en el suministro de los insumos necesarios a la empresa Yankuang Group Corpopration, con la que el Instituto de Ferrocarriles del Estado suscribió un contrato el 27-12-2001 por 188.487.305 dólares para la rehabilitación del tramo Puerto Cabello-Yaritagua- Barquisimeto-Acarigua.

Según Palacios, el IFE ha incumplido sus compromisos con la empresa china, lo que mantiene paralizados los trabajos, pese a que en varias oportunidades voceros del instituto, e incluso el desaparecido presidente Hugo Chávez anunciaron fechas de la puesta en servicio del sistema.

En efecto, en septiembre del 2012, Chávez anunció la reapertura del tramo “en fecha próxima”.

El 3 de mayo del 2014, el ministro de Transporte Terrestre, Haiman El Troudi, dijo que sería “dentro de tres o cuatro meses como máximo”.

En febrero del 2015, el presidente del IFE, Daniel Alejandro Davius, anunció la ejecución de la obra en un 60%, especificando que entre San Felipe y Yaritagua se había llegado al 90%.

Sin embargo, el servicio continúa inactivo y en las estaciones de San Felipe, Chivacoa, Yaritagua y Barquisimeto, sólo se observan valiosos equipos prácticamente abandonados y algunos obreros en labores menores.

Recuerda Palacios que el contrato establecía un plazo máximo de 28 meses, pero debido a las faltas del instituto la empresa solicitó una prórroga que no le fue otorgada.

“Esta decisión acarrea graves problemas a la economía del estado Lara pues el ferrocarril es una de las alternativas para reducir costos en el transporte de insumos, materiales y equipos importados para la industria regional, desde Puerto Cabello”, enfatizó.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios