Contra Griezmann, Messi y Platini

AFP | Foto: AP |

Cristiano Ronaldo protagoniza en la final de la Eurocopa-2016 un gran duelo sobre el campo con el francés Antoine Griezmann, pero el portugués tendrá además dos batallas a distancia por ganar, contra Lionel Messi en su eterno pulso por ser el mejor del mundo y ante Michel Platini por el récord de goles en el torneo, que ambos comparten ahora con 9.

En la Copa América Centenario, Messi sufrió el pasado 26 de junio una grandísima decepción, perdiendo su cuarta final con la Albiceleste, en los penaltis ante Chile por segundo año consecutivo, en una noche para olvidar.

“Ya está, se terminó para mí la selección argentina”, dijo aquella noche Messi, hundido anímicamente en la zona mixta del estadio de East Rutherford, donde había fallado además su lanzamiento en la tanda decisiva.

Esta semana, la ‘Pulga’ tocó fondo al ser condenado por fraude fiscal en España a 21 meses de prisión, aunque probablemente no ingresara en la cárcel al tratarse de una pena inferior a dos años.

En este difícil momento para el argentino, Cristiano Ronaldo puede vivir una de sus noches más mágicas.

Messi y CR7, superestrellas de Barcelona y Real Madrid, han sido campeones de europea y del mundo con sus respectivos clubes, pero no han podido reeditar esos éxitos con sus selecciones nacionales.

El argentino lleva tres años seguidos perdiendo finales con el equipo de su país, en el Mundial-2014 ante Alemania y en 2015 y 2016 en Copas América contra Chile.

Cristiano Ronaldo sólo había disputado hasta ahora una final con Portugal, la que perdió en su país en 2004 en la Eurocopa, ante Grecia (1-0). Tenía apenas 19 años y acabó llorando en el estadio da Luz, en una de las imágenes de aquel torneo.

“Siempre he soñado con ganar un título con la selección portuguesa”, se ilusionó el miércoles tras el pase a la final.

En ese pulso Cristiano-Messi está también en juego su eterna batalla por el Balón de Oro a mejor jugador del año.

El portugués parece clara favorito en esta ocasión, avalado por su título de la Champions League con el Real Madrid, siendo el máximo anotador del torneo con 16 dianas. Ganar la Eurocopa le daría el empujón definitivo, aunque incluso perdiendo parece seguir contando con ventaja sobre el argentino.

El otro pulso a distancia que tendrá Cristiano Ronaldo el domingo ante Francia será el de convertirse en el hombre que más goleas ha marcado en la historia de las Eurocopas.

Desde el miércoles, Cristiano lleva 9 dianas. Alcanzó ese día la plusmarca del francés Michel Platini, al que ahora puede superar si marca el domingo en el Stade de France.

Cristiano Ronaldo ha necesitado cuatro Eurocopas para acumular esa cifra, mientras que Platini lo hizo en la única edición en la que participó, en la que guió a los Bleus al título en su país en 1984.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios