FOTOS: La biblioteca que guarda los libros más extraños del mundo

Hipertextuañ |

Existe un recinto extraño, muy acorde a su contenido. Es una biblioteca, pero no una biblioteca normal. Se encuentra en la Universidad de Yale y en ella se encierran algunos de los manuscritos e impresos más extraños del mundo. Hablamos, por supuesto, de la Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos. Pero ¿qué se puede encontrar dentro de ella y por qué es tan extraña? Vamos a dar un paseo por su interior.

La Biblioteca Beinecke posee una vasta colección de libros almacenados en una estantería de cristal interior. En ella se almacenan hasta 180.000 libros de manera segura. Sólo una pequeña fracción de los 600.000 manuscritos almacenados en el impenetrable subsuelo de la biblioteca.

¿Qué podemos encontrar entre sus paredes?

La Biblioteca Beinecke se ha convertido en un repositorio de libros impresos antes de 1750, manuscritos anteriores y otros ejemplares raros por ser ediciones únicas o, sencillamente, no existir más ejemplares en todo el mundo. Contiene numerosos manuscritos de la edad media e incluso anteriores, escritos en papiro. Documentos incunables y únicos, realizados a mano y que incluyen poesía, textos espirituales o de arquitectura.

Entre ellos destacan algunos de los manuscritos más interesantes de alquimia que podamos ver en el mundo. Por ejemplo, un ejemplar del Alchimia opvscvla de Francoforti o textos armenios muy anteriores.

La joya indiscutible de la biblioteca es un ejemplar de la primera Biblia impresa de Gutenberg, que simboliza el inicio de la era de la imprenta. Y

La Biblioteca Beinecke también aloja el único ejemplar del misterioso Manuscrito Voynich uno de los documentos que se consideran más extraños y difíciles de descifrar. Éste es un libro ilustrado, de contenidos desconocidos, escrito hace unos 500 años por un autor anónimo en un alfabeto no identificado y un idioma incomprensible, el denominado voynichés. Muchos expertos creen que es un libro “codificado”. Otros opinan que es sencillamente una broma. Según estudios publicados en 2014, el origen del manuscrito podría ser mesoamericano. Esta hipótesis está basada en la imagen de alguna de las plantas ilustradas en el manuscrito y en el hecho de que el estilo con el que están realizadas dichas ilustraciones concuerda con el estilo usado en ilustraciones botánicas del siglo XVI en México. Un misterio más que resolver encerrado entre las paredes de tan ilustre biblioteca.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios