95% de los venezolanos están malnutridos

-

- Publicidad -

La dirección de investigaciones de la Fundación Arturo Uslar Pietri, desarrolló un modelo estadístico basado en cifras oficiales, académicas y en estudios de opinión, en el cual se demuestra que en los sectores populares la gente no está comiendo y se encuentra en un estado de malnutrición.

Así lo informó este miércoles Antonio Ecarri, presidente de la referida fundación, quien explicó que el rentismo petrolero en los últimos años lo  único que ha traído es más pobreza para los venezolanos.

- Publicidad -

«En una investigación de campo en sectores de Caracas y otras ciudades del país, pudimos encontrar que la gente no está comiendo tres veces al día y si llega a comer tres veces al día es en una situación absolutamente depauperada», explicó.

Según el estudio el 95% de los venezolanos se encuentra en un estado de malnutrición, lo que sin duda alguna es una cifra alarmante que afectará el futuro del país.

«Cerca de 30 millones de venezolanos están malnutridos o en riego de malnutrición, es decir que no están comiendo la dieta elemental que un ser humano debe tener para sus necesidades básicas, pero de esa cifra 23 millones de habitantes hoy están en pobreza extrema, lo que genera que muchos venezolanos en muchos casos a penas cubra una comida al día», alertó.

- Publicidad -

Con respecto a la población infantil, Ecarri precisó que aproximadamente 10 millones de niños, niñas y adolescentes no cuentan con las 3 comidas mínimas diarias, lo que a su juicio, tendrá consecuencias en su desarrollo.

«Producto de la malnutrición, los niños, niñas y adolescentes de Venezuela están condenados a sufrir en el futuro daños neurológicos irreparables. También 1.3 millones de adultos mayores se encuentran en situación similar, con el agravante de que la carencia de comidas balanceadas, sumado a la escasez de medicina, puede generar en este grupo terribles enfermedades como demencia senil y párkinson», alertó.

Indicó que debido al extremo desabastecimiento que actualmente se vive en Venezuela, es prácticamente imposible elaborar comidas balanceadas, que contengan proteínas, carbohidratos, vegetales y frutas.

“Un plato que era común en Venezuela como la pasta con caraota, hoy es verdaderamente un lujo”, cuestionó.

Impulso económico

Por otra parte, Negal Morales, ingeniero en alimentos y dirigente de Acción Democrática, se refirió a la «Operación Democrática Alimentaria», detallando que se debe comenzar a trabajar en tres áreas fundamentales, enumerando estas como «Eje de  Atención a la Emergencia, Eje Agroalimentario y Eje de la Agroindustria».

En lo que a la atención a la emergencia se refiere, destacó la urgencia de un canal humanitario que sea coordinado por la iglesia venezolana a través de Caritas Internacional y en conjunto con la ONU.

Indicó que además se deben convertir las escuelas en comedores y que las mismas sean custodiadas por la Fuerza Armada Nacional.

En cuanto al Eje Agroalimentario, el vocero  condenó que hoy los campos venezolanos sean  terrenos baldíos sin productividad, apuntando a que se debe poner fin al latifundio estatal y  por el contrario el Estado debe brindar asistencia técnica, semillas y maquinarias a los trabajadores del campo para de esta manera poder obtener rubros de ciclo corto que permitan comenzar a palear la crisis de hambre.

Finalmente sobre «Eje Agroindustrial» mencionó que la recuperación debe comenzar por un nuevo sistema económico que permita que los empresarios prosperen, que generen empleo, y que no existan monopolios.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

VIDEO | Enfermedad de Chagas: Amenaza a la salud pública #24Abr

La enfermedad de Chagas es considerada una amenaza a la salud pública debido al elevado riesgo de contagio y la falta de síntomas en la forma crónica, que hace que pase desapercibido por mucho tiempo.
- Publicidad -
- Publicidad -