Grupo Hispania rechaza las acusaciones

José Manuel Zaá | Foto: Juan Brito |

El Grupo Hispania (GH) se pronunció para dar su versión de los hechos ante las acusaciones por presunta estafa que recaen sobre la constructora, debido al retraso de las obras que están bajo su responsabilidad y que se desarrollan en el Triángulo del Este de Barquisimeto.

La Asociación Civil Quiero Mi Inmueble habría introducido una demanda ante el Ministerio Público a principios de mes por el caso, al menos así lo hizo saber un grupo de copropietarios de los inmuebles.

El GH está a cargo de la construcción de 5 edificaciones ubicadas el este de la ciudad: La Torre Ibérica, situada en la intersección de la av. Bracamonte con av. Críspulo Benítez, junto a ella, el conjunto residencial Plaza Mayor y detrás de la Flor de Venezuela la Torre DirecTV y los edificios Serrano y Salamanca.

Sin electricidad no pueden entregar

En exclusiva a EL IMPULSO, el Gerente de Relaciones Institucionales del Grupo Hispania, Luis Miguel Callejas, aseguró que la demora en la culminación y entrega de las propiedades se debe a la falta de electricidad en las edificaciones.

Aunque para inciar las obras en el 2008 contaban con los permisos que les garantizaban los servicios básicos, al momento de realizar las conexiones (alrededor de hace 3 años) desde Corpoelec adujeron no contar con los recursos para colocar el tendido eléctrico apto para transportar, desde la Subestación El Ujano, la  energía para abastecer debidamente, no solo las construcciones del Triángulo del Este, sino también las aledañas.

Ante esta situación, contó Callejas, un grupo de nueve constructoras se unió para lograr un convenio en el 2013 con Corpoelec y así realizar el levantamiento del circuito de distribución.

Culminado el mismo (principios del 2016), narró con comunicado en mano, desde la compañía eléctrica notificaron otro inconveniente: la falta de conectores importados para poder energizar.

“Allí propusimos asumir el costo del interruptor pero en metros cuadrados. No teníamos el dinero pero sí un local para dárselo al contratista siempre y cuando Corpoelec lo avale”.

Acotó que se encuentran en el proceso de certificación y cotización, a la espera de concretarlo pronto.

“Lo que falta en groso modo es la falta de instalaciones mecánicas que se terminan probando cuando se tiene el servicio de luz ecléctrica”, expuso.

Asimismo, instó a los copropietarios a sumarse a las soluciones en las que, según dijo, vienen trabajando.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios