#RevistaGala ¡Entre desierto,  selva, nieve y volcán!

Gustavo José Mendoza Reyes   •Diseño: Junior Catari    •@Galalarevista •@Gustavojmr3 |

Una de las grandes ilusiones de los novios es la planificación de su luna de miel, un encuentro que debe ser concebido de manera especial, para trascender a lo único e irrepetible. De allí que seleccionar un buen lugar, sea uno de los aspectos más importantes que deben tomar en cuenta los enamorados.

Una de las grandes ilusiones de los novios es la planificación de su luna de miel, un encuentro que debe ser concebido de manera especial, para trascender a lo único e irrepetible. De allí que seleccionar un buen lugar, sea uno de los aspectos más importantes que deben tomar en cuenta los enamorados.

En esas andanzas, Venezuela tierra de gracia y como bien dice la canción “de desierto, selva, nieve y volcán”, es un lugar que, con mucha modestia, cuenta con paisajes, atardeceres, sabores, olores, caudales, pueblos y caminos, llenos de identidad y perfectos para cultivar el amor. Conozca en esta edición especial de bodas algunos agradables sitios, que se convertirán en el nicho ideal para comenzar a cosechar la unión…

Pueblo que tranquiliza en SucreSUCRE

Si la pareja es de esas que les encanta el mar, la brisa suave y la caminata por calles repletas de casa coloniales, una buena opción para la luna de miel puede ser en Río Caribe. En este pueblo costero ubicado al frente de la Península de Paria en el estado Sucre, encontrarán hospitalidad, querencias y lo mejor de un pueblo que todavía se conserva virgen.

La hacienda Agua Santa es uno de los mayores atractivos del lugar donde podrán ver de cerca cómo se cultiva el mejor cacao del país. Además de este sitio, conocerán la Iglesia de San Miguel, el Monumento al Cristo y si recorre un poco más la zona, llegarán hasta Playa Medina.

Según la viajera incansable Valentina Quintero, es un pueblo precioso donde en las tardes venden buñuelos de yuca, preparan un casabe muy bueno y ofrecen pasteles de hojaldre buenísimos; nosotros desde GALA la revista, creemos también que es ideal para dedicar canciones de amor, mientras se contempla la bahía.

Naturaleza que inspira en CojedesCOJEDES

Para los novios amantes del verdor, los animales y un sol radiante característico de los llanos venezolanos, el estado Cojedes es una buena opción. Sus ríos son perfectos para la pesca, presenta una buena mesa y se trabaja la artesanía en manos de gente cariñosa.

Un lugar para hospedarse y disfrutar de días excelentes es en el Hato Piñero, refugio natural con una extensión de 80 mil hectáreas, que sirven de cobijo para plantas y diversos animales. De igual forma, existen otras opciones para quedarse en su mayoría posadas y campamentos, y entre los lugares para conocer en la misma onda natural se encuentran algunos ríos, represas y una playa conocida como “La Boca Toma” que es uno de los lugares favoritos de los cojedeños.

En definitiva Cojedes también puede resultar atractivo para decirse una y otra vez cuanto se quieren, disfrutando de una naturaleza exuberante y por supuesto, con música bien recia.

Tradición que une en ApureAPURE

La canción dice que el 19 de marzo se celebran sus fiestas patronales y que todos estamos invitados al baile, sin embargo, durante todo el año Elorza nos recibe con cariño, y mucho más, a los recién casados. Y es que también en el llano apureño se nos brinda la oportunidad de enamorarnos, entre noches estrelladas y amaneceres de encantos.

Hatos tipo campamentos como Garza, El Frío, El Cedral, Doña Barbara y los Indios, son confortables, bonitos y más que lujosos, ideales para sentirnos como en casa. Además de ello, es precisamente en este lugar apureño donde se toman las lanchas para surcar al Arauca, un caudaloso río que desemboca en el Orinoco venezolano.

Un guayoyo para planificar toda una vida juntos, mientras se contemplan las garzas y un cielo que se torna mágico, es el escenario perfectamente conseguido en el Elorza, donde además sin disponer de mucho dinero podrá tener una luna de miel distinta y que recordará con gusto.

Encantos que seducen en BolívarBOLIVAR

La imponente y majestosa Gran Sabana en el estado Bolívar, se presenta como otra de las opciones venezolanas para disfrutar en pareja luego del día de la boda. Su entrada se presenta con una ruta donde todo se despeja y literalmente aparece frente a los ojos una sabana que parece interminable acompañada a lo lejos de tepuyes.

Más que “de miel” es como de aventura, pues lo interesante de viajar hasta allá es introducirse en una travesía donde se duerme en cabañas o churuatas; se disfrutan de comida de la zona, fresca pero sencilla; y se experimentan cosas nuevas como la práctica de deportes extremos o de aventura como rafting, trekking, kayak y parapente.

La gracia de las caídas de agua es monumental y por supuesto, es indispensable visitarlas, especialmente las más conocidas: Anaway, Golondrina, Kawi, Kamá y Urué. Viaje a esta región donde existe una energía que “sacude el alma”, encontrará el momento perfecto para recordarle a su pareja cuanto la estima y lo feliz que se siente de comenzar a escribir con ella una nueva historia… enrumbada por el amor.

Ilusión que crece en TáchiraTACHIRA

Un clima fresco con aires de montaña, es la mejor carta de presentación de este estado andino, repleto de aromas, hortalizas, historias y gente cariñosa que con un acento particular, hacen sentir a los foráneos como parte de la familia.

Peribeca y San Pedro del Río son dos de los pueblos que más reúnen a visitantes durante todo el año. Ambos, con bonitas casas coloniales y calles empedradas llenas de muchas flores de diversos tipos que adornan el lugar. También se consiguen tienditas de artesanía, ventas de dulces criollos y bodeguitas para curucutear.

En estos sitios reinan las posadas, acogedoras, las iglesias visitadas por todos los fervientes y la tradicional plaza Bolívar de donde se contempla cada cosa en su lugar, debajo de árboles verdes y frondosos, que van desprendiendo tempranito el rocío mañanero. Cosas tejidas suelen venderse en muchas calles y vinos artesanales también se consiguen; en definitiva planifique un viaje hacia allá y brinde por la ilusión que apenas comienza.

Entrega que se refuerza en LaraLARA

Y no podíamos dejar por fuera a nuestro querido estado, que también se perfila como un bonito lugar para disfrutar de los esperados días luego de dar el sí. Y es que el pueblo de Sanare o también conocido como El Jardín de Lara con una brisa suave y el verde y frondoso de sus árboles, relaja, revitaliza y refuerza la entrega de una persona hacia a otra al decidir unir sus vidas “hasta que la muerte los separe”.

A diferencia de otros sitios la tradición se desborda muchísimo más a lo largo de todo el año con fiestas tradicionales, y para hospedarse se consiguen posadas muy bonitas y con una vista increíble de montaña. Así mismo, hay bosques nublados con una fauna muy rica, siendo un lugar predilecto para los observadores de aves.

Cerca de la zona pero más hacia Quibor, se encuentra Cubiro donde están unas lomas que atraen a más de uno además de paseos a caballo y una sabrosa cachapa con queso de mano o unas ricas fresas con crema que sirven para acompañar plácidamente el momento.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios