FOTOS Esteban Castillo: “Cuando paso por el mural del Garabatal cierro los ojos”

Lorena Quintanilla Muñoz/Fotos: Stiven Valecillos |

Dolor. Un profundo dolor embarga al artista plástico barquisimetano Esteban Castillo, maestro de la geometría y autor de entre tantas obras, del mural que hoy tristemente no atavía el Garabatal debido a su evidente deterioro, producto de la indolencia oficial.

“Casi no quiero mirar el Mural del Garabatal. Siento tristeza al ver como cada día está más dañado. Este mural ha sido víctima del descuido; creo que terminará abandonado y muy pronto será visto como las ruinas del mural de Esteban Castillo. Mi mural pudo llegar a ser un ícono de la ciudad, pero, quedó en el intento”, escribió el creador en su cuenta de Facebook.

Ante su decepción EL IMPULSO conversó con Castillo en su casa estudio donde reiteró que “ya no quiere pasar por ahí porque se siente incómodo”. Constantemente recibe mensajes, llamadas y escritos de artistas, amigos y ciudadanos, quienes lamentan que tan importante obra se esté dañando.

Castillo recordó que el mural se elaboró entre 2007 y 2009. Fue auspiciado por la Alcaldía de Iribarren, durante el gobierno de Henri Falcón. “Lamentablemente, por diferencias políticas, nunca se inauguró, nunca le colocaron la placa. Algunas personas creen que no lo terminé, pero resulta que donde quedó un espacio, ahí iba la placa”. Destacó que la obra comprende unas 35 mil cerámicas, las cuales se extienden en 2.800 mt2.

“Para esa pared hubo varios proyectos, pero finalmente se decidieron por el mural, el cual me llevó bastante trabajo. Fue una labor que ameritó bastantes estudios”.

El artista contó que sugirió par de recomendaciones: cubrir la parte de arriba del muro para que el agua no hiciera estragos y no ubicar plantas en la parte superior porque eso también perjudica la obra. Asimismo, la revisión continúa del mural, que hoy exhibe un grafiti, cerámicas rotas, otras desprendidas y algunas abombadas a punto de colapsar.

“Cuando tengo que pasar por allí cierro los ojos, no lo miro porque me desagrada. Me duele porque a ese mural le imprimí mi experiencia de muchos años en la geometría… ahora, la gente irá a visitar las ruinas del mural”.

-¿A qué cree usted que se deba esta situación?

-A la falta de interés, de querer valorar las cosas, de ver la proyección que tienen estas obras que son referencia de las ciudades.

-¿Qué opina de los murales que se han hecho en la ciudad?

-Creo que hay que estudiar mejor las cosas porque hay una repetición de las formas. Si los proyectos no se analizan se cae en la saturación. No tengo nada en contra de los jóvenes o colectivos que hacen estas cosas, de las iniciativas urbanas, pero creo que hay que consultar a los expertos porque en lugar de agradar, de propiciar la armonía, se produce como un popurrí desordenado, un exceso que no favorece sino que satura. Están haciendo las cosas muy a la ligera.

Exposición

Castillo realizará una muestra antológica de su trabajo realizado entre 1955 y 2016 el 11 de septiembre a las 11:00 de la mañana en el antiguo Palacio de Gobierno, sede de Cortulara.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios