FOTOS La plaza Macario Yépez acogió a quienes no pudieron viajar

Hugo J. Boscán / Fotos: Juan Brito |
DE TODAS PARTES DE LARA SE CONCENTRAN EN LA PLAZA MACARIO YEPEZ EN APOYO A LA GRAN TOMA DE CARACAS 01092016 FOTO JUAN BRITO

Los larenses o residentes en esta entidad que no pudieron, o no los dejaron, viajar a Caracas para participar en la multitudinaria concentración por el revocatorio presidencial, se reunieron este jueves, por millares, en la plaza Macario Yépez, que una de las mujeres oradoras bautizó como “área libertad recuperada por la sociedad democrática”.

Desde las primeras horas de la mañana comenzaron a llegar al emblemático lugar mujeres y hombres, muchos portando banderas nacionales, así como de sus partidos políticos, y pancartas en los que se insistía en la necesidad de que el CNE no siga obstruyendo el proceso revocatorio al presidente Maduro.

Igualmente se hacía referencia a la crisis humanitaria que estamos padeciendo los venezolanos por falta de medicamentos y alimentos.

“Sin medicinas no hay salud. Crisis humanitaria”, se leía en una de las que portaba la representación de los médicos, que hizo su entrada a las 10:45, cuando comenzaba a llover, siendo recibidos con nutridos aplausos.

Conforme avanzaba la mañana la multitud iba creciendo, aunque el paso de vehículos, muchos de ellos exhibiendo la Bandera Nacional de diferentes tamaños, nunca se obstaculizó.

Algunos se detenían y sus ocupantes aprovechaban para tomar gráficas o videos con sus celulares, “para el recuerdo”, se le pudo escuchar a uno de ellos.

“Yo estaba preparada para ir a Caracas en un autobús, pero anoche nos avisaron que se había suspendido el viaje porque los choferes o los dueños fueron amenazados por el gobierno, pero aquí estoy, manifestando contra este gobierno que nos está matando de hambre”, manifestó una señora mientras ondeaba el tricolor nacional.

Las amenazas a los transportistas lo confirmó el diputado Guillermo Palacios, quien también tuvo que quedarse en Barquisimeto ante las maniobras del gobierno para impedir la llegada a la capital de los opositores del interior.

Denunció que los transportistas contratados para llevar a los opositores de Lara, así como de otras entidades del occidente, fueron contactado por oficialistas para ofrecerles cauchos, baterías y repuestos, pero también para amenazarlos, si llevaban gente.

Igualmente denunció que la noche del miércoles, en Caseteja, fueron detenidos durante horas numerosos buses y busetas de Lara, Trujillo, Mérida, Zulia y otras entidades, mientras que en la Autopista Regional del Centro, concretamente en el sector de La Cabrera, varias de las unidades fueron atacadas con piedras y otros objetos contundentes por parte de grupos que calificó como paramilitares.

Señaló que, tanto a Caseteja como a La Cabrera, los grupos atacantes fueron trasladados en unidades del transporte público del gobierno, como es Transbarca en Lara.

Dijo que algunos, ante la dificultad para continuar hacia Caracas, optaron por retornar a Barquisimeto y reunirse masivamente en la plaza Macario Yépez.

“Todos, incluyendo por supuesto los del PSUV, tenemos el derecho de manifestar libremente porque así lo establece la Constitución, de allí que es un abuso antidemocrático lo que ha hecho el gobierno de poner obstáculos en las vías para que la gente no llegue a Caracas”, manifestó el parlamentario.

En el sitio de reunión en la unión de las avenidas 20 y Lara, a las doce del mediodía hubo interpretación del Himno Nacional por parte de los presentes, mientras que para las cinco de la tarde estaba pautada una misa de acción de gracias en la iglesia Claret.

Mientras tanto, en la plaza Miranda, al oeste, un grupo de mujeres de la zona realizaron una jornada de oración porque las actividades en Caracas, y en el resto del país, se desarrollaran con absoluta normalidad, pese a las amenazas que desde la parte oficialista venían circulando desde inicios de la semana.

En la noche, voceros de la MUD convocaron un cacerolazo en todos los sectores de la ciudad, por el mismo propósito: el referendo revocatorio al mandato del presidente Nicolás Maduro, que se ha venido retardando desde el Consejo Nacional Electoral .

Trece autobuses de Palavecino y Simón Planas

El diputado Ernesto Sepúlveda denunció que 13 autobuses que iban a salir de Cabudare a Caracas con personas de los municipios Palavecino y Simón Planas debieron suspender las salidas, unos ante la orden de no dejarlos pasar por el peaje de Caseteja y otros por haber sido chantajeados con ofertas de cauchos, baterías y repuestos.

Debido a esa imposibilidad, desde la madrugada se reunieron frente a la sede de AP en la avenida La Mata para trasladarse luego a la plaza Macario Yépez donde se realizaría la concentración de la oposición democrática.

Dijo que la FAN está utilizando indebidamente la fuerza en contra de los venezolanos que tienen todo el derecho a manifestar, de acuerdo a la Constitución.

El concejal Ibrahim Querales, por su parte, informó que los dueños de 5 unidades contratadas para el traslado de personas desde el municipio Torres, a última hora, decidieron no hacer el viaje por la misma causa.

Dijo que se trató de un inaceptable chantaje contra quienes debían tener la libertad de prestar un servicio.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios