Edgar Zambrano: ”Lo que ha habido es un largo preámbulo para el diálogo”

Pacífico Sánchez/Foto: Archivo |

“No hay por qué satanizar la iniciativa del diálogo”, planteó el diputado Edgar Zambrano, de la banca larense en la Asamblea Nacional, al ser consultado en torno al anuncio hecho por Jorge Rodríguez, alcalde del municipio Libertador, en el sentido de que desde hace cierto tiempo representantes de la oposición han venido conversando con los del gobierno de Nicolás Maduro.

El directivo del Partido Socialista Unido de Venezuela dijo, además, que los dirigentes opositores habían pedido que se mantuviera en secreto esas conversaciones.

-¿Por qué se mantuvo silencio sobre esas reuniones? -se le preguntó al parlamentario.

-No ha habido ningún secretismo. Cada una de esas reuniones se conocen y la opinión pública, según los sondeos de opinión, mayoritariamente aboga por la solución a la crisis mediante un diálogo franco.

-¿Qué ha pasado hasta ahora?

-Se ha venido realizando un largo preámbulo para constituir las bases de ese diálogo necesario, impulsado por los fuerzas de los hechos y, prácticamente, convertido en una situación de necesidad, explicó. Los actores políticos, tanto del Gobierno como de la oposición, han tenido una serie de reuniones para concretarlo mediante una agenda que todos conocemos, la cual es pública y notoria.

Eso es lo que se ha venido haciendo, añadió. Previamente a la Gran Toma de Caracas hubo una reunión con el Gobierno, a fin de garantizar la no violencia, resguardar la vida de los ciudadanos, proteger los derechos humanos, los derechos políticos y demás garantías constitucionales, porque el Ejecutivo Nacional es el que controla todos los organismos de seguridad.

No ha habido una profusión de reuniones entre el Gobierno y la oposición cara a cara, aclaró. Ha existido una serie de encuentro de los mediadores. Los representantes de la Mesa de la Unidad Democrática, debidamente validados, han acudido a esas reuniones a los efectos de ir conociendo cuáles son los temas, cuál es la estrategia, por dónde van los tiros, a qué debemos atenernos, cuál es el petitorio del Gobierno y todos los demás asuntos que se puedan tratar.

Eso es perfectamente válido en cualquier situación donde exista un conflicto, como el que tenemos desde hace diecisiete años. En el transcurso de ese tiempo ha habido una permanente confrontación, que se ha debido a la polarización de las partes en pugna.

En todo ese tiempo, se ha venido instigando, desde el Gobierno y los dirigentes del PSUV, el odio, la descalificación, la violencia y la agresión verbal y física, el insulto continuo contra las figuras más sobresalientes de la oposición y con la misma población que está en desacuerdo con las políticas llevadas a cabo por el oficialismo.

En una situación tan áspera, en que la diatriba parece interminable, lo lógico, lo que indica el librito de solución de conflictos, es que las partes antagónicas se sienten frente a frente, se reconozcan mutuamente, para entablar las bases no sólo de ese encuentro, sino el trabajo a desarrollar en el diálogo.

Hemos dicho que la MUD ha prioritizado los temas a tratar: liberación de todos los presos políticos y de los estudiantes que han sido detenidos por protestar, regreso de los exiliados, la crisis económica con su carga de secuelas, la seguriad jurídica y la seguridad ciudadana, la alta tasa de criminalidad y demás aspectos que tienen preocupados al grueso del pueblo venezolano.

En cuanto a la solicitud del referendo revocatorio al mandato del Presidente Nicolás Maduro, ya los ciudadanos activaron el artículo 72 de la Constitución, el cual es muy claro y justo, por cuanto establece que todos los funcionarios electos pueden ser revocados si a la mitad de su período no han cumplido plenamente con las funciones para las cuales fue escogido mediante el voto.

Nosotros hemos dicho que estamos ajustados a la Constitución y a las leyes, manifestó Zambrano. No estamos inventando nada, ni propiciando como dice el gobierno una desestabiización, porque el referendo revocatorio es una garantía constitucional, que tenemos todos los ciudadanos.

Es por ello que la Unidad tiene que reunirse también con el Poder Electoral, que es el árbitro constitucional para el referendo revocatorio. Y debemos hacerlo porque esa es la instancia que constitucionalmente tiene la obligación de llevar a cabo todo el proceso referendario, en el cual tiene activa participación el electorado.

“No podemos seguir satanizando el diálogo”, expuso. “No podemos seguir flagelando las posibilidades de paz que se pueda construir en Venezuela a través de la palabra. No se puede condenar el diálogo; por el contrario, se debe estimular”.

-¿Qué puede ocurrir?

-Debemos dejar que la política fluya. Los representantes de la MUD lo que está haciendo es trabajar por lograr que la conducción del Estado venezolano se desarrolle en la forma más natural y se puedan resolver los graves problemas que acogotan a la ciudadanía.

-¿No teme que lo dicho por Jorge Rodríguez ocasione desconfianza sobre la MUD?

-En política hay quienes juegan buscando favorecerse oportunamente. Este es un juego de estrategias, que indudablemente podría buscar desacreditar al otro y minimizar el costo político por parte del Gobierno.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios