Disparidad de fechas para el regreso a clases

Mariángel Durán / Foto: Archivo |

El artículo 54 del Reglamento General de la Ley Orgánica de Educación establece que las actividades académicas están comprendidas “entre el primer día hábil de la segunda quincena del mes de septiembre y el último día hábil de la primera semana del mes de julio del año siguiente, salvo en los regímenes educativos diferenciados, debidamente autorizados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes…” y cada plantel educativo planifica con anticipación su cronograma de inicio del año escolar en función de esta premisa.

Sin embargo, a principios de septiembre de este año el Ministerio de Educación anunció que el regreso a clases está previsto para el lunes 26 de septiembre con lo que se produjo una considerable alteración en el calendario escolar previsto en la mayoría de las instituciones, con la consecuente disparidad de fechas para el recibimiento de los alumnos.

Los directivos de plantes públicos y privados de la ciudad se vieron en la obligación de adaptar sus cronogramas. Esta semana, la información sobre las nuevas fechas se ha difundido entre los padres mediante comunicados enviados por correo electrónico o publicados en las páginas web, y tras un sondeo con algunos representantes se constató que éstas varían en cada recinto escolar. Algunos alumnos de educación inicial y primaria regresarán a las aulas el 26 de septiembre y otros están convocados para el 3 de octubre.

Según Paula Torres, representante del Sindicato Venezolano de Maestros Larenses (Sinvemal), la disparidad obedece a la información cruzada que se maneja debido a las declaraciones dadas por funcionarios del ministerio y lo que establece la ley, aunado a las actividades administrativas, de limpieza y ambientación de aulas que necesariamente debe ejecutar cada institución antes de recibir a los estudiantes.

“Estos elementos inciden en el inicio del año escolar, que en esta ocasión tendrá un problema adicional por las denuncias recibidas sobre la designación de directores a dedo por parte de la Zona Educativa”, acotó. “Además, creemos que esta medida de retraso está vinculada con un posible interés de modificar el periodo escolar y equipararlo con el calendario anual… es un rumor que se maneja desde hace tiempo, pero esta es una opción que aplica solo en países que tienen cuatro estaciones climáticas”.

 

Deuda de 7 días

Según los artículos informativos publicados por el Observatorio Educativo Venezolano en su sitio web, “las actividades de enseñanza” debieron comenzar el viernes 16 de septiembre.

Recuerdan que el Artículo 49 del a Ley Orgánica de Educación establece que “para el subsistema de educación básica el año escolar tendrá 200 días hábiles”, por tanto, de acuerdo con sus cálculos, para el año escolar 2016-2017 se perderán 7 días hábiles de clases.

“El error principal en el calendario escolar de este año fue postergar la fecha de inicio.

El país aún espera que se expliquen las razones para dicha decisión y hasta ahora, de acuerdo a las declaraciones de algunos de sus principales voceros, la justificación pareciera asociarse a la reforma curricular de la educación media, por lo que, de ser así, no entenderíamos la razón de postergar el inicio de actividades en los niveles de inicial y primaria”, señala el Observatorio.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios