Jacqueline Mendoza: El alcalde actúa igual que Maduro

María Fernanda Peñalver/ Fotos Karen Paradas |
[email protected]

Son más de 3 mil los trabajadores cuyo salario depende de la alcaldía del municipio Iribarren y un grupo de ellos decidió protestar  este martes al frente del Palacio Municipal para exigir que se otorguen los pagos correspondientes, debido a que actualmente permanecen devengando un sueldo menor al mínimo.

“Alfredo Ramos se la pasa criticando a Nicolás Maduro porque no honra a los trabajadores, pero él actúa igual”, expresó Jacqueline Mendoza, secretaria de actas del sindicato de empleados de la alcaldía.

Desde hace meses los afectados han venido alzando sus voces y no dudan de que continúe siendo así debido a la falta de respuesta de parte de Ramos, por lo que no descartan que las acciones se intensifiquen y se podría estudiar incluso un paro en las actividades.

Mendoza explicó que se trata de quienes laboran en cada uno de los institutos dependientes de la alcaldía los que están padeciendo la necesidad de que se aumenten los salarios tal y como se acordó desde el Ejecutivo Nacional; así mismo destacó que siguen recibiendo el pago del cestaticket a un monto de 13.275 bolívares. “Se nos ofreció cobrarlo a 18.585 bolívares, pero no es lo justo si está establecido a 42.480”, expresó Belkys de Garrido, trabajadora afectada.

Los empleados catalogan como una “burla” que aun conociendo que los salarios son insuficientes el alcalde no busque una solución al problema. “No hay dinero para ajustar los sueldos pero sí hubo para traer a la Billo’s y pagarle en dólares. Que nos diga en dónde está el dinero para irlo a buscar”, aseveró Garrido de manera indignada.

Las deudas con los trabajadores  se remontan a noviembre del 2015, mientras que en el presente año no se ha honrado ningún incremento. “Aún nos deben los uniformes del año pasado y de éste”, también expuso la trabajadora que añadió que permanecen sin recibir ayuda social que realmente los beneficie.

Quienes acudieron al Palacio Municipal a exigir que se cumpla con los pagos aseguraron no tener nada que ver con la política, sino que como ciudadanos comunes necesitan de un sueldo que les permita siquiera mantener sus hogares. “Somos padres y madres de familia. Aquí hay de todo, chavistas, opositores, independientes, pero ninguno recibe un pago digno”, explicaron algunos de los manifestantes.

Los empleados esperan además que el sindicato permanezca en una lucha que culmine con una respuesta satisfactoria y que “no jueguen a favor del alcalde y se vendan”. Así mismo, hicieron un llamado a los sindicalistas del área obrera que hasta el momento no se han pronunciado.

“Hay personas que siguen sentados en su oficinas sin decir nada pero sufren igual que nosotros”, afirmó la representante a la vez que destacó no tener miedo a cualquier medida que se tome en contra de quienes ayer decidieron exigir lo que por derecho les corresponde.

 

Imaubar

Los trabajadores del Instituto Municipal de Aseo Urbano y Domiciliario de Barquisimeto (Imaubar) también estuvieron presentes durante la protesta en la que señalaron que “los contratados por las cooperativas cobran como debe ser. Tienen su salario mínimo y el ticket de alimentación al precio que corresponde”. Consideran injusto que se discrimine de tal manera las labores del personal fijo, dándole  más importancia a los empleados de otras empresas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios