Magallanes corta vuelo rapaz

Redacción Deportes | Archivo |

Un rodado al campocorto de José “Goyito” Martínez, que en principio parecía manso, le permitió a los Navegantes del Magallanes romper un empate a dos carreras en el octavo episodio y sepultar el invicto a las Águilas del Zulia, tras imponerse 3-2, en un entretenido juego, disputado en horario vespertino en el estadio Luis Aparicio “El Grande” de la capital zuliana.

Martínez, que había ingresado al juego en el séptimo acto en lugar de Víctor Tademo, entró a la caja de bateo con dos outs en la pizarra y José Rondón como corredor en la antesala. El camarero dio un rolling hacia los predios Jonathan Herrera, pero la lentitud de la conexión le permitió llegar a salvo a la inicial y empujar desde la esquina caliente a Rondón.

Así las cosas, la nave sumó su tercera alegría de la campaña para nivelar su registro (3 y 3), mientras que la novena rapaz cayó por vez primera, aunque sigue en la posición de honor, gracias a su marca de 5 y 1.

Víctor Véliz, un joven lanzador derecho que apenas afronta su segunda estación en el circuito criollo, cargó con el triunfo, tras un sólido relevo de una entrada –sin anotaciones en su cuenta- mientras que el zurdo Gabriel Moya salió derrotado. El cubano Hassan Pena, un conocido de la liga, lavó su cara, tras fracasar en su anterior trabajo, con un buen desempeño en el noveno episodio, al mantener la ventaja para su club, pese a tener la anotación del empate en segunda.

Paradójicamente, Magallanes estuvo en desventaja en la pizarra hasta el séptimo episodio, pero el relevo del Zulia, en otras ocasiones efectivo, falló en su tarea de preservar la diferencia.

El cuadro rapaz golpeó primero en el episodio de arranque, frente a las serpentinas de Ariel Jurado, abridor del conjunto eléctrico, que solo cubrió tres entradas y se fue sin decisión. El inicialista colombiano Reynaldo Rodríguez empujó la rayita inicial con un rado a la antesala que llevó a la registradora, desde tercera, a Mike Tauchman.

La pizarra permaneció 1-0 hasta el cuarto episodio, cuando José Tábata, adquirido por Magallanes en el receso entre temporadas en un cambio con Anzoátegui, montó la pelota en las gradas, sin gente en circulación, pero de inmediato llegó la repuesta zuliana, que retomó la ventaja (2-1), también con un estacazo de vuelta entera, en esta oportunidad salido del bate de Wilson García.

Entrado el juego en el tercio final, la responsabilidad quedaba en manos de los tiradores de cierre, pero los brazos zulianos fallaron en la encomienda, al permitir el empate en el séptimo y la carrera de la derrota en el octavo.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios