La tribu alarga agonía capitalina

Williams Linárez /Foto: Luis Salazar/Archivo |

Con batazos de Luis Domoromo y Hernán Iribarren, Caribes de Anzoátegui superó a Leones del Caracas 10-8, que hilvana cinco derrotas consecutivas, en un festival de carreras que se definió en entradas extras, en la capital del país.

El equipo oriental sacó del juego en el propio primer episodio al abridor Joe Gadner, gracias a un imparable de René Reyes con las bases llenas, que trajo al plato a José Ruiz y Dennis Phipps.

La novena capitalina ripostó en el segundo ante un descontrolado David Kubiak, que tras un lanzamiento descontrolado, Henry Urrutia le anotó. Con hombre y segunda y tercera, Harold Castro sonó imparable que trajo a Henry Rodríguez, pero con un riflazo de Domoromo, Aharon Eggleston fue retirado en la goma (2-2).

El diezmado relevo capitalino volvió a padecer desde temprano. Carlos Quevedo sufrió por su ineficacia en el tercero, al tolerar imparable de Ruiz, acto seguido Phipps le mandó a volar un manso cambio a las gradas del jardín izquierdo. En el cierre de ese inning Urrutia falló por segunda y trajo al plato a Wilfredo Tovar.

Frank López, también tuvo problemas por la casa y en el cuarto toleró una, por imparable de Ruiz. Los Leones volvieron a empatar de inmediato y sacaron del juego a Kubiak. Eggleston se embasó por error, Danry Vásquez recibió boleto y Castro sonó indiscutible impulsor.

Jhonatan Torres heredó el problema y dominó a Nyjer Morgan, pero con el out llegó otra rayita.

La igualada duraría poco, el relevista Luidger Padrón fue castigado, al recibir tres anotaciones, principalmente por error en tiro de Anderson De La Rosa con las bases llenas, que permitió la llegada al plato de Jiménez y Carlos Tovar. Iribarren le puso la guinda al pastel con otro indiscutible remolcador.

En el octavo De La Rosa se redimió con sencillo productor y en el noveno empataron las acciones ante Evan Reed (ganador). Morgan sonó triple que impulsó a Castro y luego anotó por sencillo de Javier Betancourt, con dos en base Urrutia pudo definir, pero bateó para doble matanza.

En el décimo los Leones volvieron a mostrar sus carencias en relevo, Rubén Alaniz (derrotado), toleró los batazos de Domoromo e Iribarren. Con la ventaja Emerson Martínez no tuvo problemas para cerrar el partido.

Los Leones vivieron una semana para el olvido, al no conocer la victoria.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios