Comedor de la UCLA cerrado hasta que llegue el proteico

Lorena Quintanilla Muñoz | Foto: Stiven Valecillos |

Los estudiantes de pregrado de  de los diferentes decanatos de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA) decidieron, en conjunto con las autoridades, no abrir el comedor hasta que no esté completo el elemento proteico que desde el 20 de octubre no llega a la institución universitaria, así lo informó el rector Francesco Leone.

Leone añadió que el Ministerio de Educación Superior ha incumplido, de manera permanente, con la oferta prometida y establecida vía telefónica.

“Es imposible trabajar en esas condiciones. Tratamos de conversar con Eulalia Tabares,  directora Encargada de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU) y fue imposible”.

“Nosotros estamos dispuestos a abrir la universidad el día que tengamos recursos en caja y el día que el elemento proteico esté en Barquisimeto. Antes es imposible. Como rector, por facultad reglamentaria, suspendo por tres días las actividades, hasta que el consejo universitario ratifique o no la medida”. Indicó que este problema ha sido todo el año y a la fecha se hace insostenible.

Por su parte, la profesora Nelly Velázquez, vicerrectora académica de la UCLA, explicó que mantener la programación de la universidad ha sido muy difícil. Para ello los jóvenes requieren del acompañamiento de las providencias estudiantiles y una de las más importantes es el servicio de comedor.

Se requieren 8.500 servicios diarios: 5.000 almuerzos y 3.500 cenas.

Precisó que a mediados de septiembre hubo una suspensión de actividades porque el precio de la bandeja estaba estipulado en 350 bolívares. Los concesionarios manifestaron que era imposible seguir con el servicio a ese costo. A raíz de eso el Ministerio revisó el precio y lo dispuso en 700 bolívares.

El menú está compuesto por una sopa, arroz o pasta, vegetales y el proteico que lo coloca el Gobierno. Los estudiantes tenían fruta y jugo pero tras el aumento fue imposible cubrir esos dos rubros.

“No hay regularidad en el servicio de los proteicos. Los encargados dicen que a veces tienen problemas con la contratista pero creo que con la alimentación de ningún ser humano se juega”.

Velázquez declaró que en julio de este año el Ministerio autorizó dos precios: Bs. 350 si ellos enviaban el proteico y Bs. 750 si ellos no lo enviaban.

“Otra decisión, en consenso con los estudiantes, es exigirle al ministerio que tenga dos precios: el precio cuando envían el proteico y el precio cuando no lo envían.  Porque los estudiantes no están dispuestos a seguir con un comedor que no sirva el proteico ya que es fundamental para cubrir sus necesidades alimenticias”.

La persona responsable, Katiuska Flores, les informó a las autoridades que tuvieron inconvenientes con un camión que fue amenazado en Mérida y advertían otra amenaza en Barquisimeto.

“Es muy difícil explicarle a los estudiantes que por amenazas en la prestación del servicio no van a recibir el proteico”.

Se destaca que 60 % de los estudiantes de la UCLA son foráneos, quienes se ven seriamente afectados por la falta de comedor.

Actualmente, se acordó el precio de la bandeja en Bs. 1080 y con ese precio cubrir la fruta. Todavía no se tiene claridad sobre el jugo.

“Desde la semana pasada nos manifiestan que nos van a enviar los recursos, que serían 210 millones con el nuevo precio de la bandeja y que nos han estado enviando el proteico. Para la UCLA, con 15 mil estudiantes activos, es insostenible la espera por un proteico que nunca llegó y unos recursos que tampoco llegaron. Supuestamente nos van a responder por el cronograma que ya aprobaron, que establece el envío del proteico para este martes 8 de noviembre, si es así, será el miércoles cuando se abra el comedor”.

La vicerrectora señaló que para los estudiantes no es fácil aceptar la suspensión de clases, pero si el comedor no está activo y hay clases la deserción va a aumentar, expresó.

Las autoridades permanecerán en asamblea permanente y en consejo universitario para seguir abordando el problema.

“Hasta la presente fecha no hay reinicio de actividades a partir del lunes. Esperamos que el Ministerio responda en los términos que se le debe responder a un estudiante”.

Se conoció que desde marzo no reciben presupuesto para las ayudas médicas ni para las ayudas extraordinarias.

La docente le exigió a Tabares atender la videoconferencia por tanto que la UCLA atraviesa una situación muy crítica.

Finalmente, el profesor Leone señaló “me niego a abrir la universidad si no recibo los recursos y si no llegan los proteicos a Barquisimeto. Es una burla para el estudiantado”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios